Un juzgado anula una multa de Tráfico por no aparecer en el FIVA

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 3 de León ha dictado una sentencia por la que estima un recurso interpuesto por una conductora a la que la Dirección General de Tráfico le había impuesto una sanción de 1.500 euros, por no figurar en el Fichero Informativo de Vehículos Asegurados (FIVA) a pesar de que se encontraba al corriente de pago de la póliza. La joven fue sancionada en enero de 2016 por un agente de la Policía Local, a pesar de que había pagado desde el año 2011 ininterrumpidamente su seguro. Al consultar el policía el FIVA, el automóvil apareció como “no asegurado”.

El mismo día en el que se produjo la denuncia, la joven se presentó en las oficinas de la DGT en León para demostrar recibo en mano que estaba al corriente de sus obligaciones. Tráfico no atendió sus explicaciones y continuó el procedimiento sancionador, que comportaba una multa de 1.500 euros. Pese a todos los certificados que acreditaban que la sancionada tenía seguro, y por tanto no procedía que se la sancionara, pues la infracción era por “no tener seguro en vigor”, la DGT confirmó la sanción y ella se vio obligada a abonarla.

Finalmente se interpuso demanda ante los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo y en prueba la aseguradora volvió a confirmar que la sancionada estaba asegurada desde 2011 de manera ininterrumpida. Pese a ello, la DGT en el juicio insistió en que se la debía sancionar, sin valorar los certificados aportados debidamente.