Entradas

,

Pequeños electrodomésticos, grandes soluciones

Ahora que estamos pasando más tiempo en casa, mucha gente ha retomado antiguos hábitos como las manualidades, cocinar en familia o desempolvar la bicicleta estática del trastero para hacer un poco de ejercicio. Al estar confinados en el hogar, lógicamente utilizaremos más los
electrodomésticos y pequeños aparatos, así que no está de más revisar que se encuentran en perfectas condiciones, ya que les vamos a dar bastante más uso del que acostumbramos.

Neveras, microondas, tostadoras o batidoras son objetos de uso cotidiano que no apreciamos hasta que se estropean y por eso mismo hay que asegurarse de que en caso de sufrir algún accidente, podemos solucionarlo de la mejor manera posible. No sólo por las incomodidades que pueden suponer, sino porque también pueden implicar un desembolso económico importante.

Las pólizas de seguros de hogar suelen cubrir los electrodomésticos que se encuentran dentro de la casa, pero si tenemos alguna duda al respecto, lo mejor es consultar siempre con un profesional.

,

Caldear el ambiente en Otoño

Casi la mitad de los hogares españoles se calientan con gas natural cuando bajan las temperaturas, frente a un tercio que lo hace con butano, y el resto mantienen a raya el frío con gasóleo, propano o calefacciones eléctricas. En la mayoría de los casos, la caldera no sólo se utiliza para subir la temperatura, sino también para calentar el agua de la ducha,
por lo que es conveniente revisar periódicamente el aparato para evitar peligros si se encuentra en mal estado.

Una negligencia en el funcionamiento de la caldera o de la instalación puede aumentar la probabilidad de que se produzca una fuga de gas, una mala combustión o accidentes más graves como la explosión del aparato. Para evitarlo, es necesario cumplir con la legislación que exige una revisión de la caldera cada dos años máximo y otra inspección de la instalación de gas cada cinco años. El mantenimiento sirve además para revalidar la eficiencia energética, asegurar que las emisiones de gases no superen los límites permitidos y garantizar la seguridad del sistema.

El consumidor es responsable de estas revisiones y puede contratar a un profesional independiente o recurrir al servicio de mantenimiento que suelen ofrecer los propios fabricantes. Es importante recordar que no hay que dejar entrar en casa a nadie que no se presente correctamente acreditado y tampoco realizar pago alguno en el momento, ya que es habitual abonar el servicio junto con la factura del mes siguiente. Para una mayor tranquilidad podemos hablar con nuestro corredor de confianza y consultarle si es posible contratar una póliza específica para estos casos o si nuestro seguro de hogar incluye la reparación de daños materiales en caso de incidente.

,

La renta de alquiler garantizada

La mayoría de propietarios que arriendan una vivienda o local sabe que no está garantizada la seguridad de recibir la renta mensual. El inquilino puede dejar de pagar el alquiler por diversos motivos -también hay profesionales de la morosidad- y  en el peor de los casos, negarse a abandonar la propiedad o incluso robar su equipamiento o causar serios daños a la misma.

Para que el propietario alquile sin riesgos su inmueble existen seguros que garantizan el cobro de la renta durante un tiempo determinado, por ejemplo, tres, seis, nueve o doce mensualidades, además de ofrecer coberturas fundamentales como la defensa jurídica, el arreglo de desperfectos en el inmueble por actos vandálicos u otras coberturas de asistencia en el hogar.

Sin embargo, tal y como advierte el Observatorio Español del Seguro del Alquiler (OESA), en la actualidad se está comercializando, bajo el nombre de seguro de impago de alquiler, productos que no son seguros reales, no están regulados ni diseñados con una base técnica-actuarial, por lo que, técnicamente, no pueden cumplir con lo que prometen, que es garantizar el pago de la renta. En consecuencia, son fórmulas, que no seguros, que no otorgan derechos ni seguridad al consumidor.

Por este motivo, OESA recomienda contratar seguros de impago únicamente a través de un corredor de seguros, mediador o la propia compañía, asegurando que “los seguros regulados, y por tanto, respaldados siempre por el Consorcio de Compensación de Seguros, son los únicos que pueden dar protección a los consumidores de servicios y productos financieros”.

La ayuda de su corredor de confianza será muy valiosa a la hora de encontrar la mejor solución para asegurar la renta de su alquiler y estar, de verdad, protegido.

,

El 28% de los usuarios desconoce las coberturas de su seguro de Hogar

El 28% de los usuarios desconoce las coberturas de su seguro de Hogar. Entre las coberturas más desconocidas está la posibilidad de reclamar la reparación del teléfono móvil en caso de rotura accidental (rotura y avería de la pantalla, los errores de encendido y apagado, y los fallos en la batería), reparaciones que oscilan entre 138 euros y 200 euros, según el informe ‘Smartphone Seguro’ realizado por el comparador Acierto, y que pueden estar contempladas en el algunos seguros de Hogar.

Apenas un 22% de los usuarios contratan seguros para el móvil ya que los consideran poco rentables. “…Este desconocimiento puede llevar a gastos en reparaciones muy elevados… y no podemos perder de vista el lanzamiento de smartphones cada vez más caros, como el último iPhone y el Galaxy Note, cuyas versiones más básicas parten de los 1.000 euros”, añaden desde la compañía.