Entradas

,

Navidades felices y seguras

Los primeros días de diciembre nos anuncian que la Navidad está ya muy cerca. Con el fin de que sean unas fiestas sin sobresaltos y evitar algunos problemas recurrentes en estas fechas, ofrecemos estos sencillos consejos:
 
Luces de navidad: al utilizar el alumbrado de años pasados, revisemos que los cables y enchufes se encuentran en buen estado (ni retorcidos ni “pelados”). Es importante también reemplazar aquellas bombillas que se hayan fundido para evitar su recalentamiento o un cortocircuito. No colocar estas instalaciones cerca de fuentes de calor ni sobre árboles metálicos. En general, no sobrecargar los enchufes y apagar los aparatos eléctricos cuando no estén en uso. Si queremos iluminar espacios exteriores, utilicemos material apto para ello.
 
Robos: En esta época, muchos hogares quedan vacíos durante largas horas e incluso días. Los ladrones suelen estar al acecho, buscando señales que indiquen que un domicilio se encuentra vacío, por lo que no debemos anunciar nuestros planes navideños en las redes sociales ni de otro modo.
 
Ya en la calle, Policía Nacional nos aconseja no salir con “grandes cantidades de dinero en efectivo”; colgar el bolso cruzado por delante, donde podamos vigilarlo; no llevar nada personal o de valor en los bolsillos traseros, y separar la documentación de las llaves y el dinero, estando especialmente vigilantes a quienes nos rodean cuando nos encontremos en alguna aglomeración.
,

No siempre evitar la ocasión, evita el problema, pero si AYUDA

Aunque pueda seguir asombrándonos, todavía hay gente que deja el coche en marcha y con las llaves puestas para bajar a la compra, recoger al niño en casa de un amigo, saludar a un conocido…Sí, son solo unos segundos, los mismos que necesita un ladrón para llevarse nuestro coche. Y lo peor, es un descuido que, además, no nos cubrirá el seguro.
 
La probabilidad de que nos puedan quitar el coche está muy ligada al sitio donde vivimos y al coche que conducimos. Según los últimos datos de Unespa, la patronal del sector, los habitantes de Lepe y Utrera encabezan el ranking de esta estadística y los vehículos más atractivos para los ladrones parecen ser los BMW Series 3 y 5, pero lejos de lo que podríamos pensar, no se trata de últimos modelos, son de los años 2011 y 2005, una razón que nos puede animar a plantearnos cambiar de coche en cuanto podamos.
 
Si visitar o vivir en estas ciudades no está en sus planes, no significa que deba bajar la guardia, porque un gran número de veces está en sus manos evitar la ocasión y, con ello, que el robo de coches vuelva a ser un negocio al alza en España. La primera medida preventiva, y más lógica, es comprobar que se ha activado el cierre automático después de aparcar. En caso de duda, es mejor volver y asegurarnos.
 
Aparcar en el sitio correcto es crítico, aunque invirtamos más tiempo hay que intentar dejar el coche lo más visible posible, en lugares con tránsito y zonas iluminadas. Dejar expuestos nuestros objetos personales, móvil, maletín, bolsas, abrigo o cualquier pertenencia que pueda ser un reclamo para los amantes de lo ajeno, no es una buena idea.
 
Con los avances en tecnología, han surgido empresas que ofrecen dispositivos GPS para prevenir robos o darnos la posibilidad de localizar nuestro vehículo. Algunas aseguradoras ofrecen a los conductores determinadas ventajas que se trasladan a las pólizas por disponer de estos sistemas, a la vez que obtienen información valiosa acerca de nuestros hábitos a la hora de circular.
 
Si a pesar de todas las medidas de prevención perdemos la pista a nuestro coche, disponer del mejor seguro de auto, adaptado al lugar donde vivimos, a nuestras circunstancias y, por supuesto, contar con un corredor de seguros para ayudarnos a dar los pasos correctos cuando nuestro coche desaparece, nos librará de una gran dosis de estrés añadido.
,

Los ladrones hacen su Agosto en Navidad

En Navidades, muchas personas aprovechan para visitar otras ciudades o países, y las familias se reúnen. Estas circunstancias tienen en común ser momentos de alegría y, también, dejar muchas viviendas vacías que pueden ser un blanco perfecto para los ladrones.
 
Según el Informe “Estamos Seguros” de la patronal Unespa, en el que se analizan más de 800.000 robos en domicilios, el 5 de enero es el día en el que se sufren más robos en viviendas: uno cada dos minutos, aproximadamente; aunque agosto es el mes con mayor número de siniestros de este tipo, los meses de diciembre y enero le siguen muy de cerca, por lo que hay que extremar las precauciones.
 
Con estos datos, conviene contar con un buen seguro de hogar que nos proteja ante este desagradable incidente. A este respecto, debemos saber que no es lo mismo un robo que un hurto, y que no todas las pólizas cubren ambos casos. El robo implica el uso de la violencia (forzar una cerradura, romper una ventana…), mientras que el hurto supone una sustracción de bienes sin provocar daños, de modo que en función de las condiciones de seguridad de nuestra vivienda nos convendrá una póliza u otra. Asimismo, algunos objetos de valor podrían no quedar cubiertos por el seguro, necesitando uno específico, como ocurre con algunas joyas o con obras de arte.
 
Para ponérselo más difícil a los ladrones, conviene no cerrar completamente las persianas durante ausencias prolongadas y no comentar nuestros viajes ante desconocidos. Para mayor seguridad, se pueden colocar puertas blindadas o reforzar las bisagras con pivotes de acero y ángulos metálicos, así como instalar dispositivos de alarma; aspectos que podrían influir favorablemente en el precio de la prima.
 
Para encontrar la póliza que mejor se adapta a sus necesidades, no dude en contactar con su corredor de seguros, el personal idóneo para aconsejarle.

Este verano, disfruta de tus vacaciones sin sobresaltos en el hogar

Los ladrones aprovechan nuestras ausencias para hacer de las suyas; por ejemplo, solo en la Comunidad de Madrid, durante la época estival, se producen una media de 145 robos diarios, de acuerdo con los datos de la Secretaría de Estado de Seguridad, por lo que es recomendable seguir unos sencillos consejos que incrementarán la seguridad de nuestro hogar mientras estamos de vacaciones.

Los expertos aconsejan no dar pistas acerca de las fechas en que dejaremos sola la casa, de modo que conviene esperar a la vuelta para publicar en las redes sociales nuestras fotos de las vacaciones. Del mismo modo, evite comentar en la calle o en establecimientos públicos sus planes de viaje.

La ayuda de las nuevas tecnologías es clave: luces que se encienden y apagan y persianas que cambian de posición, ya sea mediante programación o de forma remota, logran simular la presencia de gente en la casa. Si no contamos con estos avances tecnológicos, lo más recomendable es pedir a algún familiar o amigo que vaya a casa a mover las persianas de vez en cuando y que recoja el correo, para que no se acumule en el buzón. Si contamos con portero en el edificio, será útil
pedirle que vacíe el buzón cada dos o tres días.

Por supuesto, antes de salir de nuestra casa debemos revisar y asegurar puertas y ventanas. La instalación de dispositivos de seguridad actualizados -bombines sofisticados, alarmas- ayudarán a disuadir a los ladrones y, además, puede suponer una rebaja en la prima del seguro de Hogar.

Dentro de la vivienda, no debemos dejar documentos con nuestra firma a la vista y junto a chequeras o joyas, que deben guardarse en lugar seguro. Si a pesar de las medidas de seguridad se produjera un robo, contar con el seguro adecuado ayudará a paliar sus efectos. Para comprobar que su casa y pertenencias están bien protegidas, no dude en contactar con su corredor de seguros de confianza.