Entradas

,

Cotillón: Diversión Asegurada

Nada mejor para recibir el Año Nuevo que una gran fiesta de Nochevieja en la que vestirse de gala para olvidar todo lo malo del año pasado, y comer, beber y bailar hasta que salga el sol. La mayoría de estas celebraciones multitudinarias tienen lugar en hoteles, restaurantes, pubs o discotecas y, como tales, deben cumplir una normativa y estar asegurados ante las diferentes contingencias que puedan surgir, como cubrir las indemnizaciones por daños materiales y personales de quienes puedan ocasionar problemas durante la fiesta. Como en otras ocasiones, la normativa sobre los seguros de espectáculos públicos difiere según las Comunidades Autónomas, por lo que es recomendable preguntar a nuestro corredor de confianza en caso de que queramos celebrar un cotillón por todo lo alto.

Las coberturas obligatorias para proteger a los asistentes, trabajadores y al local son parecidas a las de otros eventos masivos, como conciertos o eventos deportivos, e incluyen el incendio del local y la responsabilidad civil por daños sufridos por las personas que participen en la fiesta o los que trabajen para contribuir a la diversión de los demás. Tampoco está de más prevenir situaciones poco agradables, como el robo de efectos personales durante el cotillón. Es cierto que en este tipo de fiestas, cuando la gente está pasándoselo bien, a veces se olvida de controlar sus pertenencias. Por eso el local debe tomar precauciones, porque un descuido es todo lo que necesitan los amigos de lo ajeno para amargarle la noche a cualquiera. Sería una faena muy grande empezar el Año Nuevo después de una noche de diversión y descubrir que nos han robado la cartera o el móvil.