Entradas

,

Jubilados preparados

La jubilación es tanto un motivo de alegría por poder disfrutar al fin de un merecido descanso, como un motivo de preocupación cuando el futuro de nuestras finanzas nos plantea quebraderos de cabeza. A esto hay que sumarle el aumento de la esperanza de vida y la disminución de cotizantes por jubilado, por lo que es probable que las pensiones públicas puedan reducirse en el futuro. Si la única entrada de recursos tras jubilarnos es la pensión de la Seguridad Social, es más que probable que el poder adquisitivo descienda, y con eso nuestra calidad de vida. Por eso, cada vez son más los que ante el hecho inevitable de dejar de percibir un salario, deciden ser previsores y tomar medidas que aseguren que van a disfrutar de una vejez sin preocupaciones. Para eso, nada mejor que consultar con un profesional que nos asesore sobre las ventajas que pueden ofrecer los seguros de planes de pensiones y los tratos fiscales que conlleva cada uno de ellos. Un seguro mixto garantiza que el asegurado perciba un capital en la fecha de vencimiento del seguro, que normalmente coincide con la fecha de jubilación. En caso de fallecimiento prematuro, el seguro abonará esa misma cantidad a quien haya elegido el contratador de la póliza, ya sean sus seres queridos o una ONG.

En cambio, el seguro dotal permite recibir una cantidad determinada siempre que el asegurado pague todas las primas. En caso de que fallezca de forma prematura, su obligación de pagar las primas finaliza y se abonará todo el capital (al vencimiento del seguro) a quien se haya establecido. Este tipo de póliza es muy útil para afrontar obligaciones financieras y evita que la responsabilidad pase a los seres queridos.

Las coberturas del seguro están garantizadas con independencia de lo que pueda pasar en los mercados financieros, ya que la compañía protege a sus asegurados de estos riesgos.

,

¿Has pensado ya en el futuro?

El sistema público de pensiones español se enfrenta a difíciles retos en los próximos años: una pirámide demográfica invertida y una población cada vez más longeva.
 
A esto hay que sumar la alarmante situación del Fondo de Reserva de Pensiones, que en solo seis años ha caído en picado, pasando de los 66.815 millones de euros de 2011 a los 8.095 millones de euros de diciembre de 2017, según datos de la Seguridad Social. Una situación que se va a tensar aún más cuando comiencen a jubilarse los “baby boomers”, los nacidos durante la mayor explosión de natalidad que se ha producido en España (entre finales de las décadas de los 50 y 70 del siglo pasado), lo que, de acuerdo con distintos estudios, supondrá que en el año 2035 haya cerca de 13 millones de personas mayores de 65 años.
 
En lo que coinciden todos los expertos es en que el sistema público no puede garantizar unas pensiones dignas para sostenernos durante los muchos años que
viviremos tras nuestra jubilación. Por ello, debemos realizar un ejercicio de planificación financiera y trazar una estrategia de ahorro que sea adecuada, en función de nuestra edad, circunstancias, planes vitales y apetencia de riesgo financiero.
 
Entre las opciones para complementar nuestra pensión de jubilación se encuentran el muy conocido Plan de Pensiones, un instrumento de ahorro específicamente pensado para la jubilación, y los Planes de Previsión Asegurados (PPA). Estos últimos son seguros de vida muy similares a los planes de pensiones en cuanto a consideración fiscal y condicionantes, pero que garantizan la rentabilidad.
 
Interesantes también son los Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS), que permiten constituir una renta vitalicia asegurada, mediante el pago de primas. Entre sus ventajas, su liquidez para rescatarlo en cualquier momento y que sus ganancias están exentas de tributación si el capital se percibe en forma de renta vitalicia (siempre y cuando haya transcurrido un plazo determinado desde la primera aportación).
 
Ahora que se cierra el año, es buen momento para considerar estas fórmulas de ahorro con ventajas fiscales. No dude en solicitar asesoramiento a su corredor de
seguros, para que le informe en profundidad de su rentabilidad, condicionantes y su posible idoneidad para ayudarle a vivir una muy larga y tranquila jubilación.
,

El 20% de los españoles cree que no cotizará los 25 años que contempla el Gobierno para calcular las pensiones

El Gobierno ha anunciado recientemente otra propuesta de reforma, según la cual aquéllos que tienen largas carreras de cotización pueden elegir toda su vida laboral para calcular su pensión cuando se jubilan. Esta medida, voluntaria para el trabajador, modificaría la fórmula actual, que calcula la pensión en función de las bases de cotización de los 21 años inmediatamente anteriores a la jubilación, para hacerlo sobre los 25 mejores años cotizados.

InfoJobs, la plataforma para encontrar talento y empleo líder en España, ha lanzado una encuesta a través de sus redes sociales para saber si a los españoles les gustaría que sea aprobada dicha propuesta del Gobierno. De acuerdo a los datos recogidos en base a más de 3.100 respuestas, el 55% afirma que sí les gustaría tener la posibilidad de elegir. Por otro lado, el 20% considera que no cotizará tantos años como para tener la opción de elegir. El 12% declara que no le interesa esta reforma porque cobraría lo mismo, mientras que al 13% le resulta indiferente.

Esto se debe a que, si bien ha habido un crecimiento del empleo en España durante los últimos años, los salarios no han experimentado la misma tendencia. En este sentido, los datos recogidos por InfoJobs en su último Informe Anual revelan que la población activa percibe de una manera muy clara un retroceso en los niveles salariales y el 63% considera que las nuevas incorporaciones en las empresas cobran menos que hace 8 años. Además, el 53% de las empresas admiten pagar lo mismo a las nuevas incorporaciones que hace 8 años.

En este contexto, esta medida beneficiaría a aquellos que, tras haber cotizado muchos años, pierden su trabajo en avanzada edad o bien tuvieron una cotización más elevada al principio o la mitad de su vida laboral que al final de la misma.

,

La brecha de pensión por géneros se mantiene en 450 euros al inicio de 2018

Las mujeres españolas continúan cobrando una media de 450 euros de pensión por jubilación menos que los hombres al inicio de 2018, según los últimos datos facilitados por el Ministerio de Economía. La cuantía media de las mujeres se situó en enero en 794,46 euros mientras que la de los hombres alcanza los 1.244,69 euros. En el total de las pensiones del sistema, se mantiene una cierta igualdad en la cuantía entre hombres y mujeres hasta los 50 años aproximadamente. A partir de los 55 – cuando adquiere más peso la pensión de jubilación- aumenta la diferencia, que se agrava entre hombres y mujeres de entre 80 y 84 años.

Por comunidades autónomas, Extremadura y Galicia están a la cola con 886,52 euros de pensión media de jubilación y 895,49 euros. Las pensiones más altas se cobran en el País Vasco con 1.328,74 euros y en Asturias con una media de 1.306,19 euros.

La nómina mensual de pensiones contributivas de la Seguridad Social alcanzó los 8.904,9 millones de euros el pasado 1 de enero. El incremento interanual se sitúa en el 2,97%. El conjunto del Sistema público supera los 9,5 millones de pensiones contributivas (9.572.422), un 1,13% más respecto al año pasado. Más de la mitad, 5.883.810 concretamente, son por jubilación; 2.359.665 corresponden a viudedad; 949.857 a incapacidad permanente; 337.848 a orfandad y 41.242 a favor de familiares.

,

¿Como podemos ahorrar con los Planes de Pensiones?

“La hucha de las pensiones se agota” es una frase que los españoles cada vez tenemos más presente. Con la mirada puesta en el futuro del sistema público
de pensiones, el Gobierno de España está tratando de incentivar el ahorro finalista, es decir, el que se realiza para poder complementar la pensión pública
de jubilación, con nuevas medidas para hacer más atractivos los planes de pensiones, especialmente entre los más jóvenes, para quienes la perspectiva de no poder contar con el capital aportado hasta la jubilación es un freno para su contratación.

Pero, ¿conocemos bien lo que implica contratar un plan de pensiones? A priori están indicados para ahorradores de cualquier edad, siempre que el perfil de
inversión del plan de pensiones se adapte a las necesidades de cada persona: más arriesgado cuanto más joven sea, y más protector o conservador a medida que se acerca la edad de jubilación.

La principal ventaja de los planes de pensiones es su fiscalidad. Mientras  el partícipe ahorra, esas aportaciones anuales están exentas de tributación hasta un límite de 8.000 euros anuales. Una vez rescatado el plan de pensiones, el capital aportado y el beneficio obtenido tributan como rendimientos del trabajo en el impuesto de la renta de las personas físicas (IRPF).

Sin embargo, hay que tener en cuenta que todos incluyen comisiones de gestión y de depósito, un gasto que va restando rentabilidad al plan. Para que esto
no sea un obstáculo a su contratación, y aquí empiezan las novedades, el Gobierno aprobará una rebaja de las comisiones máximas de gestión de estos
productos en un 0,25%, hasta el 1,25% (frente al 1,50% actual) y la comisión máxima de depósito se situará en el 0,25%. Además, establecerá la liquidez
total de los planes de pensiones a los diez años, cuando, hasta ahora, el dinero invertido solo podía rescatarse en el momento de la jubilación o en casos
excepcionales, como estar en paro de larga duración o sufrir una enfermedad.

Con la gran cantidad de opciones que existen en el mercado y las sorpresas que puede esconder su letra pequeña, decidirse por uno no parece tarea fácil.
Si está considerando ahorrar para la jubilación a través de un plan de pensiones, u otro producto similar, su corredor de seguros podrá asesorarle para encontrar el que mejor se adapte a sus necesidades y las de su economía.

,

Canarias ahorra 476.474 euros al unificar sus seguros

El Gobierno de Canarias ahorra 476.474 al año en seguros desde que unificara en 2015 las pólizas suscritas por toda la Administración autonómica a través de la Consejería de Hacienda. El director general de Patrimonio y Contratación del Ejecutivo, Arturo Cabrera, habla de “un ahorro enorme”. Canarias tiene pólizas por valor de 1,2 millones al año. Con una duración de tres años, que expira en 2019, las pólizas se dividen en cuatro secciones: daños materiales (740.142,93 euros), responsabilidad patrimonial y civil (288.000 euros), responsabilidad civil de Puertos Canarios (120.000 euros), y vehículos a motor (112.500 euros). Estos seguros excluyen a los bienes y personal del Servicio Canario de la Salud. El mayor ahorro anual con respecto a la contratación descentralizada se registra en responsabilidad patrimonial y civil, por un valor de 334.201,32 euros, por delante de la responsabilidad civil de Puertos Canarios (120.000 euros), vehículos (18.104,95) y daños (4.169,04), según el director general Arturo Cabrera, que anunció la próxima tramitación de una póliza en favor del SCS para su firma a lo largo de 2018.

El 30% de las mujeres no ahorra nada de cara a la jubilación

El 36% de las mujeres españolas cree que no tendrá ingresos suficientes durante su jubilación, pero el 30% admite no ahorrar nada o casi nada para ella, y el 52%, que no tiene un plan de jubilación (37%, los hombres), según un estudio de Aegon. Las mujeres son pesimistas en sus expectativas de jubilación. A diferencia de los hombres (50%), el 61% de las mujeres, no esperan tener una vida confortable durante su jubilación. El porcentaje de las que sí esperan una buena vida en la jubilación se reduce a un 7%, frente al 14% de los hombres. Éstos son más optimistas sobre la jubilación. El porcentaje de los que piensan que no tendrá suficientes ingresos durante la jubilación es del 27%, 9 puntos menos que las mujeres. Éstas creen que necesitarán entre un 80% y 100% de los ingresos que ahora recibe durante su jubilación, mientras que a los hombres les basta con entre el 60% y el 79%. La mujer ahorra cuando llega a una edad (29%) y cuando forma una familia (13%). Apenas el 5% de las mujeres admite tener los ahorros suficientes para la jubilación. El 70% de las mujeres, mismo porcentaje de hombres, cree que el plan de pensiones de la empresa debería formar parte de la remuneración del trabajador. El 33% retrasó su jubilación cuando comprobó que su pensión era menor de la esperada, frente al 17% de los hombres. El 16% de las mujeres se prejubiló por las cargas familiares (0% en el caso de los hombres, que en el 48% lo hace al perder su trabajo). El 55% de las mujeres piensa que el apoyo financiero de su pareja durante la jubilación será importante o muy importante, frente al 40% de los hombres.

Los expertos reclaman reformas pero también una pensión “mínima, suficiente y blindada”

La segunda sesión, “El futuro de las pensiones”, del XXX Curso de Economía para Periodistas de Información Económica, organizado por la Apie, evidencia las discrepancias entre los expertos, pero también muestra puntos de encuentro, como la necesidad de una pensión mínima “suficiente y blindada”. Rafael Doménech, Economista Jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research, defiende que el Índice de Revalorización de Pensiones (IRP) sea del 2,5%, y no el 0,25% que aplica el Gobierno. Reclama un sistema de cuentas nocionales o individuales, de reparto, con pensión mínima blindada, tras un período de transición (en Suecia fue de 15 años). “La transparencia y las cuentas claras permiten planificar y tomar decisiones sobre el ahorro para la jubilación y sobre el momento de la retirada”, argumenta. Carlos Bravo, secretario confederal de Protección Social y Políticas Públicas de CCOO, advierte que la aplicación del factor de sostenibilidad (que entra en vigor a partir de 2019) ahora provocaría que la pensión media fuera un 16% más baja. Y que la reducción de la pensión acumulativa en el tiempo perjudica a los jóvenes. Defiende una proporción “razonable” entre la pensión y lo que se ha cotizado. Recuerda que la Constitución habla de una pensión “pública universal, obligatoria y suficiente”, aunque admite que la suficiencia “es un concepto jurídico indeterminado“. “En España hay pensiones que son claramente insuficientes“, remarca. Las cuentas nocionales “ampliarían la brecha entre hombres y mujeres y porque perjudicaría también a los autónomos”. Recuerda que “la esperanza de vida también depende del nivel de ingresos“. Diego Valero, presidente de Novaster, señala que “el verdadero problema es la suficiencia de la pensión”. Alerta de la pérdida de valor de ésta una vez comienza a cobrarse, que estima en un 10% en 10 años. La indexación de las pensiones tiene “consecuencias lesivas para los jubilados”. Propone una combinación entre pensiones mínimas suficientes (modelo de Suceia), un sistema que tenga más vinculación con la contribución realizada y edades flexibles de jubilación (Noruega), y un sistema complementario cuasiobligatorio en las empresas para sus trabajadores (Reino 4 Unido). Recuerda que “ningún ahorro es voluntario, nos tienen que obligar de algún modo a hacerlo”.

El 65% de los autónomos no confía en poder mantener el nivel de vida tras la jubilación

El 65% de los autónomos confía poco o nada en poder mantener un nivel de vida similar al que lleva en la actualidad cuando se retire, según el Estudio de Preparación para la Jubilación 2016, de Aegon. El 21% considera estar “algo seguro” de poder disfrutar de un retiro cómodo. El 12% tiene la certeza de poder llevar un estilo de vida similar al de ahora durante su jubilación, y el 3% restante, ni siquiera lo sabe. Esta inseguridad de los autónomos españoles con respecto a su retiro viene condicionada por el nivel de ingresos que esperan tener durante su jubilación. Sólo un 30% espera tener unos ingresos similares a los actuales (entre un 80 y 100% del total); el 36% espera ganar menos de un 60% de sus ganancias en la actualidad; un 22% piensa que podrá disponer entre el 60 y el 80% de sus ingresos presentes y sólo el 12% restante cree que percibirá más de lo que está percibiendo durante su etapa en activo. Sin embargo, la preocupación de los autónomos sobre su jubilación no se corresponde con su nivel de ahorro. El nivel de ahorradores habituales (32%) en el colectivo de los autónomos es 5 puntos superior al de la media española. Por su parte, el 19% afirma que solo ahorra ocasionalmente para su jubilación mientras que el 22% reconoce que ahorró en el pasado pero que no lo hace en el presente. Finalmente, un 21% de los autónomos españoles se etiquetan como aspiracionales: tienen planeado ahorrar para su jubilación pero todavía no han empezado a hacerlo. El 8% restante, igual que la media española, no planifica absolutamente nada su retiro. Los autónomos españoles consideran que la pensión pública será un 57% del total de sus ingresos durante la jubilación, 7 puntos menos que la media española. Y confían mucho más que el resto de la media española en sus ahorros personales (32%) como fuente recurrente de ingresos durante su retiro, mientras que el 11% restante provendría de planes de pensiones privados. El 26% de los autónomos afirma tener un “plan alternativo” (ahorros, ayuda del cónyuge, pensión del gobierno o herencia) al que recurrir si se diera el supuesto de que no pudieran seguir trabajando antes de alcanzar su edad de jubilación. El 33% de los autónomos españoles ya se plantea una jubilación flexible en la que compatibilizar su pensión de jubilación con un trabajo a tiempo parcial. Por su parte, el 3 37% del colectivo, frente al 48% de media española, tiene planeado dejar de trabajar inmediatamente una vez alcance la edad necesaria para jubilarse mientras que 18% seguiría trabajando activamente con un horario laboral completo. Por último, el 12% restante todavía no se ha planteado cómo será su transición a su retiro.