Entradas

,

Las bicicletas son para el verano

Cuando llega el buen tiempo apetece disfrutar más de las actividades al aire libre y coger la bicicleta es una de las opciones más saludables y divertidas como alternativa al transporte en ciudad o como forma de disfrutar del tiempo libre, la naturaleza y el deporte.
 
Tanto si somos ciclistas habituales como si pedaleamos de forma más esporádica, es interesante preguntarse qué podría pasar si pinchamos una rueda en carretera o si dormimos tranquilos dejando la bici aparcada en la puerta de casa mientras los amigos de lo ajeno pasean tranquilamente por la calle. Un seguro de indemnización en caso de robo ayudaría a conciliar el sueño con más tranquilidad en estos casos.
 
Además, es raro el verano en el que las noticias no se hacen eco de algún ciclista atropellado en carretera y este incremento de la siniestralidad ha propiciado que la Administración modifique el Reglamento General de Circulación. Aunque no es obligatorio por normativa, resulta muy recomendable y tranquilizador saber que contamos con una cobertura que nos ampare como ciclistas y nos proteja en caso de accidente. Por no hablar de los daños que podamos ocasionar a terceros o si la maquinaria resulta perjudicada en caso de ocurrir un incidente no deseado.
 
Los siniestros de tráfico son el más grave de los trastornos que pueden ocurrir, pero existe la posibilidad de sufrir una avería lejos de casa, que podría solventar con comodidad o a otro ciclista. Un seguro de defensa de carretera o de responsabilidad civil en caso de golpear a un peatón o a otro ciclista. Un seguro de defensa y reclamación de daños sería muy útil para garantizar los gastos de reclamación a un tercero en el caso de que fuera éste y no el ciclista el que hubiera causado algún daño al asegurado o a su bicicleta. Para esto, lo mejor es consultar con nuestro corredor y analizar las mejores opciones para que en nuestro paseo en bicicleta vaya todo sobre ruedas.

Las Bicicletas también son para el Verano

De acuerdo con la última encuesta de hábitos deportivos, realizada por el Ministerio de Educación, el ciclismo es el deporte más practicado en España, de modo que “las bicicletas no son solo para el verano”, pero es en esta estación cuando debemos adoptar algunas medidas preventivas, relacionadas con la exposición al sol y el calor.

Pedaleando, con las altas temperaturas, corremos el riesgo de deshidratarnos, por lo que es importante llevar agua, aplicarnos protector solar y usar ropa fresca que nos proteja la piel, como una camiseta técnica; no realizar sobreesfuerzos y, al planificar nuestra ruta, no elegir el trayecto más corto, sino el más sombreado.

Y como medida general, debemos realizar una conducción “defensiva”, muy prudente y atenta con los coches y peatones, adelantándonos a sus posibles reacciones para evitar accidentes.

Por último, es recomendable contar con un seguro de bicicleta que nos ofrezca protección frente a los daños que podamos causar a terceros, nos ofrezca asistencia en carretera en caso de accidente o avería de la bicicleta y defensa jurídica en caso de necesitarla. Existen también garantías específicas para proteger su “bici” frente a robo o daños, especialmente si es de gran valor. En cualquier caso, su corredor de seguros de confianza le podrá asesorar sobre las coberturas que mejor se adaptan a sus necesidades.