Entradas

,

Conseguirte la luna

Uno de los accidentes más habituales cuando se circula en coche es que se rompa o se estropee una luna, con una media de más de medio millón de partes presentados al año. La precaución al volante resulta fundamental, pero no siempre basta, porque hay factores aleatorios que no podemos controlar pero que pueden jugar en nuestra contra. No hace falta tener un golpe grande ni un accidente aparatoso en carretera, basta con que una piedrecita pequeña impacte contra el cristal delantero para que se produzca una grieta que se extienda por todo el parabrisas. Esto supone un riesgo elevado tanto para la visibilidad del conductor como para la seguridad de todos los que viajan en el vehículo, puesto que un cristal agrietado puede romperse en cualquier momento. El cristal delantero es el que más habitualmente se rompe y es un elemento indispensable en la seguridad del vehículo porque soporta parte de la estructura del coche, aporta eficacia al airbag y protege a los pasajeros en caso de accidentes. Es cierto que cambiar el parabrisas delantero o la luneta trasera, y más si es térmica, resulta caro, pero toda precaución es poca cuando se trata de garantizar la seguridad de las personas que viajan a bordo.

Como la rotura de las lunas es algo bastante común, muchos seguros de coche incluyen los desperfectos de los cristales en sus coberturas, pero no todos. Algunas pólizas sólo cubren un par de roturas al año y si por casualidad se producen más, aumentaría la cantidad a pagar en el siguiente cargo del seguro. En cualquier caso y ante cualquier duda, lo mejor es consultar con nuestro corredor de confianza y asegurarnos de estar cubiertos ante cualquier eventualidad.
,

Viajes en carretera en coche de alquiler

A veces, la mejor manera de conocer nuestro destino de vacaciones es a través de un viaje en coche. Sin embargo, no siempre podemos desplazarnos con nuestro propio vehículo porque el destino está muy lejos o tenemos que coger un avión para llegar. El caso es que una vez allí, lo más práctico es alquilar un vehículo, ya que el nuestro se ha quedado en casa.
 
Muchas compañías ofrecen coches de alquiler con fines turísticos y cada una de ellas presenta diferentes condiciones y cláusulas. Aunque leer contratos no resulte especialmente entretenido, al firmarlos autorizamos a la compañía a que nos cobre según los términos acordados, por lo que es conveniente leer la letra pequeña antes de firmar y, en caso de duda, consultar con nuestro corredor de seguros de confianza.
 
Estas empresas exigen un depósito proporcional al valor del coche como garantía de pago, así como devolver el vehículo en perfectas condiciones, según estipule el contrato. Por eso es muy importante fijarse bien en detalles como los horarios de devolución o las condiciones de entrega, porque un desacuerdo en cuanto a la limpieza del interior o al contenido del depósito de gasolina pueden suponer un coste adicional imprevisto.
 
Además, antes de subir al coche, debemos asegurarnos de que tiene la documentación en regla, el permiso de circulación y la tarjeta de la ITV; y también, los triángulos de avería y el chaleco reflectante obligatorio. Puede resultar útil tomar algunas precauciones, como fotografiar el cuentakilómetros o el nivel de gasolina antes de arrancar el coche para evitar malentendidos o cargos adicionales, así como revisar minuciosamente el vehículo para detectar cualquier desperfecto o anomalía en luces, llantas, limpiaparabrisas o el aire acondicionado. Hay que recordar que en algunos lugares como Canarias no se pueden alquilar vehículos con más de dos años de antigüedad.
 
Como norma, el coste del seguro obligatorio del automóvil y el de responsabilidad civil están incluidos en el precio del alquiler. Eso significa que cubre los daños causados a terceros, pero no los sufridos por el vehículo. Para estar más tranquilos, muchos conductores contratan un seguro a todo riesgo para ampliar la protección en caso de accidente.
,

¡Atención, rotonda! Circule con precaución

Los accidentes de coche con resultado de muerte que más han crecido en los últimos años son los que se producen en las rotondas o glorietas: un 131% en carretera y un 87% en ciudad, entre 2012 y 2016, según un estudio de la AEA (Automovilistas Europeos Asociados).
 
Con este dato, las rotondas parecen ser un enigma para expertos y principiantes, pero ya sea por desconocimiento o no, muchos conductores se pasan por alto los principios básicos que apunta la DGT para circular correctamente en ellas, que básicamente son:
 
– Antes de incorporarse, ceder el paso a quien está dentro de la rotonda y escoger el carril más adecuado, en función de la salida que se vaya a tomar;
 
– Una vez dentro, quien tiene preferencia es el vehículo que ocupa el carril respecto del que va a acceder;
 
– Por último, para salir de la glorieta hay que situarse en el carril exterior y si no se puede, se debe efectuar el giro de nuevo, para colocarse con tiempo en la posición de salida.
 
Con el objetivo de mejorar el acceso, la conducción interior y la salida de estas vías, algunos investigadores en seguridad vial apuestan por las “rotondas inteligentes”. Unas infraestructuras que ya se han probado en varias ciudades españolas y que, mediante líneas continuas, discontinuas o flechas en el suelo, marcan la dirección y el carril correcto en el que se debe situar el vehículo respecto a la salida que se quiere tomar. Estas nuevas glorietas tampoco están exentas de polémica, ya que la señalización es, según sus detractores, complicada y poco intuitiva.
 
posible a todos los conductores la DGT y la Guardia Civil se afanan en explicar lo más didácticamente posible a todos los conductores cómo se debe circular por estas intersecciones. Ejemplo de ello es este vídeo.
 
Si pese a todo, en alguna ocasión tiene un percance en una rotonda, además de con su seguro de auto, podrá contar con su corredor de seguros, que le asesorará y le evitará posteriores tensiones y polémicas, guiándose también en los trámites posteriores hasta encontrar la solución más satisfactoria para usted.
,

Choque múltiple ¿Qué hacer?

El exceso de velocidad, no guardar la distancia mínima de seguridad y las distracciones suelen ser las tres causas más habituales de la mayoría de los choques entre vehículos. Cuando se produce una colisión entre dos coches, suele estar claro quién es el causante del accidente, los problemas surgen cuando están implicados tres o más -una colisión múltiple- y hay que determinar la responsabilidad de lo ocurrido.
 
Si se ve envuelto en una colisión de este tipo, lo primero qué debe hacer es protegerse, y asegurarse de que todos los pasajeros hagan lo mismo. Como recuerdanlos expertos, “entre el 30% y todos los pasajeros hagan lo mismo. Como recuerdan los expertos, “entre el 30% y 50% de las muertes de tráfico tienen lugar en los primeros cinco minutos tras producirse el accidente. El 75% en los primeros sesenta minutos”. De ahí que repasar los consejos del RACE, y aplicar la conducta PAS (Proteger, Avisar y Socorrer) sea buena idea.
 
Ante una colisión múltiple la tensión se multiplica, la cantidad de coches implicados y la probabilidad de heridos, la hace más compleja de resolver. Por lo que conviene, mientras se asegura la zona del accidente y las autoridades intervienen, hacer un repaso mental de todo lo ocurrido para establecer de la forma más exacta posible cómo se ha producido el accidente. En caso de versiones distintas prevalecerá el atestado policial de ahí la importancia de lo que explique en ese momento. Su corredor de seguros le será de gran ayuda para no dar ningún paso en falso si se ve envuelto en conflictos legales entre aseguradoras.
,

¡¡Coches on fire!!

Uno de los momentos más temibles del verano es cuando tras realizar un recado, volver de la playa o para reanudar nuestro viaje, nos enfrentamos al momento de introducirnos en un coche aparcado bajo un sol de justicia.
 
Y es temible porque con una temperatura exterior de 35ºC, y al sol, el interior de nuestro coche puede alcanzar los 55ºC, y esto sin mencionar los asientos, el volante o el salpicadero que puede llegar hasta los 75ºC, ¡una temperatura apta para cocinar alimentos! Esto implica poder sufrir un golpe de calor o incluso quemarnos la piel con el volante o al sentarnos sobre la tapicería.
 
Para evitar esta situación, el primer consejo -obvio- es intentar aparcar a la sombra, algo que no siempre es posible, pero hay pequeños consejos que pueden ayudarnos a aliviar este problema.
 
Así, una medida muy efectiva es colocar, correctamente, un parasol en el parabrisas delantero. Según un estudio de RACE, conseguirá que el coche se caliente unos 11ºC menos que si no lo hubiéramos puesto, y también rebajará ¡hasta en 30ºC! la temperatura del salpicadero, el volante…
 
Si colocamos parasoles también en el parabrisas trasero y en las ventanas laterales lograremos frenar aún más la incidencia de la radiación solar y con ello la subida de temperatura del vehículo, además de proteger nuestro coche del desgaste del calor y el sol.
 
Una medida a considerar, si la tapicería es oscura y de piel, es cubrir los asientos con fundas o telas de colores claros y de algodón, al menos durante la época estival.
 
En cuanto a la forma de bajar rápidamente la temperatura del coche, un truco sencillo, pero muy efectivo, consiste en bajar completamente la ventanilla de la puerta del copiloto, y, a continuación, abrir y cerrar la puerta del conductor como si se tratara de un abanico. Este gesto, que expulsa el aire caliente del coche, puede lograr un descenso de 10ºC en poco más de un minuto.
 
Una vez ya con el aire acondicionado conectado para mantener el interior entre los 21 y los 23ºC, es el momento de iniciar el trayecto. Y recuerde, en verano, revise el buen estado del aire acondicionado del coche, ¡es cuando no puede fallarnos!
,

Cuidado al Volante… ¡Es Viernes!

El viernes es el día más deseado por muchos, el menos productivo para otros y, si nos atenemos a las estadísticas, también parece ser uno de los menos recomendables para ponerse al volante en ciudad, pues es el día de la semana en el que ocurren más “golpes de chapa”, esos accidentes leves, típicos de las colisiones urbanas.
 
Según los datos que maneja la patronal del seguro (UNESPA), cada viernes de 2017 se produjeron 6.279 golpes de chapa (de media); el segundo peor día es el lunes, con una cifra media de 6.132 siniestros de este tipo. Por el contrario, el domingo es cuando menos incidentes se producen: una media de 2.844. Estas cifras siguen creciendo año tras año, reflejando así la recuperación económica que vive nuestro país, porque a mayor bonanza, más vehículos, más tráfico y más siniestralidad. En total, el pasado año se produjeron 1,91 millones de accidentes leves de tráfico, la mayor cantidad desde 2010. Por regiones, las comunidades donde se incrementaron más este tipo de accidentes fueron las Islas Baleares (+5,62%), Ceuta (+5,45%), la Comunidad de Madrid (+4,77%) y la Comunidad Valenciana (+4,71%).
 
Pero ¿por qué el viernes es el día en el que se producen más colisiones? Las razones se encuentran en el factor humano. Después de una dura semana de trabajo, el cansancio y estrés acumulados pasan factura influyendo negativamente en nuestra atención. Tampoco ayudan las múltiples acciones que muchos conductores realizan sin darse cuenta de su riesgo, como el uso del teléfono móvil, desviar la vista de la carretera para activar el GPS, hablar con el copiloto, comer, beber o fumar, por citar solo algunos de los que nos recuerda la DGT. Si a esto unimos la urgencia del conductor por aprovechar al máximo el tiempo del fin de semana, el resultado más probable es, con suerte, solo un golpe de chapa en nuestro coche.
 
Utilizar el transporte público esos días de la semana podría ser una buena idea. Pero si piensa conducir en viernes, o cualquier otro día de la semana, además de recordar la importancia de mantener la atención en la conducción, contar con el mejor seguro de autos aconsejado por su corredor, el único profesional que estará a su lado en caso de siniestro, será una sabia decisión.
,

¿Es necesario utilizar neumáticos especiales para Invierno?

El frío y la nieve, unos de los grandes atractivos de estas fechas, suponen un serio inconveniente para la seguridad de la conducción, ya que, con las bajas temperaturas, es decir, temperaturas inferiores a 7ºC, y la frecuente aparición de hielo, lluvia o nieve, la calzada resulta menos adherente.
 
En situaciones de climatología adversa, la DGT y otros expertos recomiendan el uso de los neumáticos de invierno, los cuales superan ampliamente la eficacia de los neumáticos convencionales en cuanto a tracción y control del vehículo, principalmente porque consigue aumentar la capacidad de frenada y lograr una buena adherencia en las curvas, incluso en presencia de lluvia, hielo o nieve. Además, sustituyen a las cadenas allí donde su utilización es obligatoria.
 
Una de las principales características de estos neumáticos es su dibujo, con surcos más anchos y profundos, que procuran una mayor adherencia al firme. En su fabricación se utiliza una mayor cantidad de sílice, lo que hace que la rueda sea más flexible y resista el frío en perfectas condiciones, sin endurecerse ni deteriorarse como sí hacen los neumáticos convencionales.
 
Para reconocer los neumáticos de invierno hay que fijarse en que aparezca el símbolo de una montaña de tres picos con un copo de nieve en su interior, y que tenga escritas las letras <<M+S>>. Siempre se deben montar los cuatro neumáticos, ya que cambiar solo dos, aunque sean los de los ejes, puede provocar problemas de adherencia dificultando la conducción.
 
Sin embargo, no todo son ventajas: pueden ser hasta un 15% más caros que los normales y no están indicados para el verano, por lo que cuando llega el calor se deben desmontar, siendo necesario contar con un espacio donde guardarlos. A pesar de ello, resultan altamente recomendables para circular en invierno por la ayuda que representan para nuestra seguridad y la de nuestros seres queridos.

Un juzgado anula una multa de Tráfico por no aparecer en el FIVA

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 3 de León ha dictado una sentencia por la que estima un recurso interpuesto por una conductora a la que la Dirección General de Tráfico le había impuesto una sanción de 1.500 euros, por no figurar en el Fichero Informativo de Vehículos Asegurados (FIVA) a pesar de que se encontraba al corriente de pago de la póliza. La joven fue sancionada en enero de 2016 por un agente de la Policía Local, a pesar de que había pagado desde el año 2011 ininterrumpidamente su seguro. Al consultar el policía el FIVA, el automóvil apareció como “no asegurado”.

El mismo día en el que se produjo la denuncia, la joven se presentó en las oficinas de la DGT en León para demostrar recibo en mano que estaba al corriente de sus obligaciones. Tráfico no atendió sus explicaciones y continuó el procedimiento sancionador, que comportaba una multa de 1.500 euros. Pese a todos los certificados que acreditaban que la sancionada tenía seguro, y por tanto no procedía que se la sancionara, pues la infracción era por “no tener seguro en vigor”, la DGT confirmó la sanción y ella se vio obligada a abonarla.

Finalmente se interpuso demanda ante los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo y en prueba la aseguradora volvió a confirmar que la sancionada estaba asegurada desde 2011 de manera ininterrumpida. Pese a ello, la DGT en el juicio insistió en que se la debía sancionar, sin valorar los certificados aportados debidamente.

,

Los Quads, con protección

Los quads, creados hace cerca de 30 años para ayudar en las tareas agrícolas, se han convertido en uno de los medios de transporte más habituales en la oferta de entretenimiento.
 
Estos vehículos ofrecen una falsa sensación de control gracias a sus cuatro ruedas, cuando en realidad son bastante inestables: en las curvas se levantan del lado contrario, tendiendo al vuelco, por lo que el piloto debe tener bastante destreza y pericia para evitar incidentes. Por ello, los expertos recomiendan prudencia y responsabilidad en su conducción y recuerdan que el uso del casco es obligatorio, y la utilización de gafas y otro equipamiento (peto, botas, guantes, etc.), muy recomendable.
 
Por otro lado, como todos los vehículos a motor, los quads deben disponer del correspondiente seguro de Responsabilidad Civil obligatoria (RC), que responda en caso de provocar daños a terceros, siendo más que aconsejable contar con la protección de coberturas adicionales como la de daños propios -que protege al conductor y los daños que pueda sufrir el vehículo en caso de siniestro-, la de robo o la de asistencia jurídica. Y si vamos a hacer frecuentes desplazamientos por vías interurbanas, podría ser interesante incluir una cobertura de asistencia en carretera. También es posible asegurar todo el equipamiento, algo muy habitual ya en los seguros de motos.
 
Cuando vayamos a disfrutar del quad como parte de una actividad de ocio organizada es fundamental comprobar que la empresa responsable cuente, además del seguro de RC obligatorio, de un seguro de accidentes para nosotros, sus usuarios.
 
Si está pensando comprar o alquilar este tipo de vehículos y tiene alguna duda acerca de cuál puede ser el seguro más recomendable para disfrutar del quad con protección, recuerde que su corredor de seguros podrá ofrecerle el mejor asesoramiento.
,

Más de 10.400 conductores dan partes de accidentes de tráfico con el móvil

Unos 10.400 conductores han empleado su móvil y la aplicación Declaración IDEA para dejar constancia del accidente de tráfico a su compañía de seguros.

Esta app se lanzó en septiembre de 2015 y, en estos 2 años, se han presentado 5.197 partes (cada uno de ellos suele implicar a dos vehículos y a sus conductores). Desde el lanzamiento de Declaración Idea y hasta el 30 de septiembre, 66.170 personas han instalado la APP en sus móviles.

El programa tiene la misma validez que el parte amistoso de accidentes de tráfico. Una persona implicada en un golpe de circulación puede hacer llegar a su aseguradora en el momento del accidente, gracias a este programa, la información necesaria para que se tramite de forma ágil y eficiente el siniestro. Los menús que van apareciendo en la pantalla permiten facilitar los datos de quienes se han visto involucrados en la colisión, las zonas de los vehículos que han sufrido desperfectos, así como dar una explicación somera del accidente.

Tras cumplimentar uno de los conductores el cuestionario a través de su terminal, el contrario recibe un mensaje de texto (SMS) en su teléfono que le solicita que verifique o rechace el contenido de la declaración. También se puede validar o rehusar el parte a través de la web. Una vez aprobado, el parte se envía automáticamente a las 3 aseguradoras de una y otra parte, y así se pueden autorizar las reparaciones de forma mucho más ágil.