Entradas

,

Protección contra el “cyberbullying” de menores

El riesgo de sufrir acoso a través de medios digitales, conocido como ciberacoso o ciberbullying, es más alto en el caso de los menores. No solo porque las tradicionales situaciones de acoso escolar encuentran en Internet un nuevo medio, amplificado, para hostigar a la víctima, sino porque el desconocimiento y la ingenuidad natural de los más jóvenes pueden llevarlos a compartir información e imágenes de carácter privado que podrían usar otros menores y adultos.
 
En los últimos años, distintas instituciones públicas y privadas intentan luchar contra este problema social. También el seguro ha reaccionado, diseñando nuevas pólizas y coberturas que contemplan estas situaciones, ofreciéndonos contar con el asesoramiento de abogados especializados, actuar ante la difusión de información privada o la suplantación, ejercitar el derecho al olvido (para borrar toda la información del menor en Internet) o disponer de apoyo psicológico. Además, hay una aplicación para el móvil, desarrollada por una aseguradora, que permite a los menores compartir con sus padres o tutores cualquier sospecha de acoso que detecten en sus dispositivos y que después podrá servir de prueba para el ejercicio de posibles acciones legales.
 
Como siempre, lo más importante es prevenir, y ante cualquier sospecha guardar todo lo que podamos utilizar como prueba: una imagen, un email, una conversación, etc. Si tenemos menores a nuestro cargo, podría ser interesante consultar con nuestro corredor de confianza las opciones que más nos convienen, ya sea contratar un seguro específico contra el “ciberbullying” o tener constancia de que nuestros seguros cubren aspectos tan necesarios como el asesoramiento legal, la atención psicológica o la actuación en Internet para defender los derechos de los más vulnerables.