,

Septiembre significa vuelta al trabajo pero.. ¿Cómo afrontar con ganas la vuelta al trabajo?

Las vacaciones, tarde o temprano, llegan a su fin y toca recuperar la rutina, volver a poner el despertador, enfrentarse a los atascos, la oficina, las reuniones…, el día a día.

Recuperar el ritmo después del periodo vacacional puede ser duro, especialmente para algunas personas, que sufrirán el síndrome post vacacional. Para combatirlo, podemos seguir unos sencillos consejos:

En primer lugar, no apurar al máximo los días de vacaciones, sino volver un par de días antes para adaptarnos a la rutina de forma paulatina.

Una de las cosas que más cuesta es volver a los horarios y hábitos previos. Es bueno relajarse en vacaciones, pero “sin pasarse”, así será más fácil retomar nuestra vida habitual. También nos ayudará, a la vuelta, dedicar espacio al ocio y realizar un ejercicio físico moderado con el que generaremos endorfinas, las “hormonas de la felicidad”.

En el trabajo, es mejor retomar la actividad de forma progresiva, comenzando por las tareas más sencillas, poniéndonos objetivos a corto plazo.

Estos consejos funcionan solo si nuestra actitud es positiva. La fuerza con la que retomamos la rutina puede ser nuestra mejor aliada para afrontar nuestra propia “vuelta al cole” con las pilas bien cargadas después de unas fantásticas vacaciones.