¿Qué derechos y obligaciones tengo ante un control de alcoholemia y estupefacientes?

Cada año, por Navidad, se reúnen por estas fechas amigos y compañeros de trabajo en las ya tradicionales comidas y cenas donde el consumo de alcohol a menudo es más alto de lo normal.

Solo el año pasado entre mediados y finales del mes de diciembre, la DGT llevó a cabo al menos 25.000 pruebas de alcohol y drogas diarias en los diferentes puntos de control que se establecieron en diferentes vías y horas.

¿Qué sucedería si nos encontramos durante estas Navidades con uno de dichos controles? ¿A qué estamos obligados? ¿Cuáles son nuestros derechos?

Como conductores debemos saber que cuando nos detienen en un control, por parte de las autoridades, tenemos la obligación de someternos a las pruebas que consideren oportunas para detectar el posible consumo de alcohol y estupefacientes, con independencia de haber estado involucrado en un posible accidente de tráfico.

De igual modo, tienes que tener presente para aquel caso en el que el resultado de la prueba sea positivo, y superes no sólo los límites reglamentarios, sino también los penales, serás privado de tu carné de conducir y también puedes ser castigado con penas de prisión.

Por todo ello es importante que  no olvides lo siguiente:

  • Todo conductor tiene derecho a una segunda prueba, ya que puede ocurrir que en la primera se haya producido un positivo erróneo, debido a un mal funcionamiento del alcoholímetro.
  • Si en la segunda prueba sigue dando positivo, los agentes a parte de emitir la sanción, pueden también inmovilizar el vehículo, aunque si el acompañante del infractor está en condiciones de conducir y tiene el permiso en regla, puede hacerse cargo del coche. En su defecto, tienes derecho a llamar a una tercera persona para que venga a recoger el vehículo.
  • Si no estás conforme con los resultados de la segunda prueba, tienes derecho a solicitar un análisis clínico, pero ten en cuenta que si el resultado vuelve a salir positivo te harás cargo de los gastos de la prueba.
  • Otro derecho del que puedes hacer uso es la solicitud de la documentación del alcoholímetro, y verificar que toda la documentación está en regla junto con sus controles anuales.

En cualquier caso, aconsejamos, antes de conducir, evitar el  consumo de cualquier sustancia que afecte o limite tus facultades para la conducción, y te recordamos que DAS Conducción garantiza la defensa administrativa y penal en supuestos de conducción bajo la influencia del alcohol, drogas u otro tipo de estupefacientes.