,

Puesta a punto para el coche

La mayoría de nuestros vehículos llevan unos cuantos meses parados en el garaje debido a las restricciones de movilidad establecidas para evitar la expansión del coronavirus. Pero a nuestros coches, igual que a nosotros, también les ha afectado el confinamiento. Tanto tiempo sin poner en marcha el motor puede pasarle factura y darnos una desagradable sorpresa justo cuando más lo necesitemos. Por eso, sería recomendable llevar el coche al taller y revisar que está todo en perfectas condiciones.

Junto con la revisión técnica y mecánica del vehículo, también convendría revisar nuestro seguro y comprobar si existe alguna cláusula para casos de pandemia. Muchas compañías han fraccionado los pagos de sus pólizas para apoyar a sus clientes en estos momentos tan complicados, así que no estaría de más consultar con nuestro corredor de confianza por si podemos beneficiarnos de alguna ayuda.

Con el avance de la desescalada, muchas personas volverán a trabajar de forma presencial, y tendrán que coger el coche para llegar, porque las autoridades sanitarias aconsejan que se priorice el uso del vehículo particular para no masificar el transporte público. Otra buena razón para revisar nuestros vehículos es que también se permitirá viajar a segundas residencias o incluso cambiar de
PUESTA A PUNTO PARA EL COCHE provincia (según la fase y la Comunidad Autónoma en la que nos encontremos), así que todo parece indicar que aumentarán considerablemente los desplazamientos. Es interesante recordar que, si nos ha caducado la ITV durante el Estado de Alarma, no hay que preocuparse por la multa, pero sí que tendremos que acudir a una estación homologada para pasar la revisión cuanto antes y tener así todos los papeles en regla.

En cuanto a la higiene del vehículo, las autoridades sanitarias advierten que un coche particular también puede ser un foco de
contaminación, por lo que recomienda extremar las medidas de limpieza en el interior. Para ello, es aconsejable utilizar lejía diluida cuando se pueda o en su defecto alcohol en todas las superficies que se tocan de forma habitual, como el volante, freno de mano, manijas de las puertas, cinturones de seguridad, asientos, controles del equipo de sonido, calefacción y aire acondicionado, etc. También recomiendan tener productos para limpiarse las manos en un lugar de fácil acceso, así como papel de un solo uso para secarnos y un recipiente adecuado para poder tirarlo.