,

Plan Ahorro 5 con exenciones fiscales: “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”

“Antes hoy que mañana” (“El Quijote”)
o “la peor diligencia es la que no se
hace”…
El refranero español es prolijo en consejos
que nos invitan a la acción. El
significado real de estos pensamientos
propone dejar la pereza a un lado y ser
diligentes en los asuntos pendientes.

Hoy te invitamos a ahorrar a Largo Plazo
aprovechando exenciones fiscales
y utilizando los beneficios del interés
compuesto. Es el dinero generado por
la acumulación de los intereses que se
obtienen al final de cada período de inversión
y que se capitalizan al reinvertirse
con la aportación que realizaste
inicialmente.

Ventajas de ahorrar a Largo Plazo
El Corto Plazo es 1 año, el Medio Plazo
de 2 a 5 años y el Largo Plazo más de 5.
El nombre de esta opción se llama
SIALP (Seguro Individual de Ahorro a
Largo Plazo). Y con éste nuevo producto
de ahorro, definido por la última Reforma
Fiscal, tú diseñas cuál es tu nivel
de ahorro “a medida” y estableces
libremente un calendario de aportaciones
que puedes modificar en cualquier
momento.

Los requisitos establecidos por Ley para
beneficiarte de las ventajas que te pueden
proporcionar son:
Aportaciones máximas de 5.000
€ anuales. Tú eliges si lo haces con
primas periódicas o como prima
única y esta aportación la puedes
cambiar según te convenga, siempre
que no superes el límite máximo.

• La duración mínima es de 5
años para que no tributen los intereses;
aunque a partir del primer
año cumplido tiene liquidez,
pero a costa de la exención fiscal.

• Sólo puedes ser titular de uno
de estos nuevos planes individuales
de ahorro.

• Ofrecen coberturas para fallecimiento
y supervivencia.

• El capital garantizado es de un
85%, como mínimo, de las primas
pagadas.

Por todas estas razones resulta ser
una excelente fórmula donde tus
ahorros crecen para la jubilación.
Consúltanos. Nosotros somos profesionales
y te podemos explicar exactamente
en qué consiste.