,

Más vale prevenir que lamentar.

Con un Seguro de Alquiler “ganamos todos”: el casero y el inquilino.

Imagen

Los ingleses utilizan la expresión “win to win”, que traducido significa “ganar-ganar” entre las partes implicadas en un acuerdo. En este caso, si el Seguro de Alquiler lo contrata el “casero” es bueno porque le garantiza el cobro de las rentas. Si lo contrata el “inquilino”, también tiene sus ventajas porque le incluye diferentes coberturas.

Gana el propietario.
Las coberturas fundamentales de estas pólizas son tres: abono del alquiler mensual, defensa jurídica y protección contra los desperfectos que se pudieran producir. 

El dueño del piso duerme tranquilo porque, en caso de impago, el seguro de alquiler que tiene contratado, le abonará las  mensualidades impagadas de su inquilino. También quedan asegurados los deterioros del inmueble o el robo dentro de la vivienda o local, fruto de actos vandálicos o malintencionados causados por el propio inquilino. Y, por supuesto, viene incluida la Defensa Jurídica que podemos necesitar en caso de conflicto.

Gana el inquilino.
Una de las ventajas fundamentales para el inquilino es que se podría sustituir el aval o fianza, muchas veces desproporcionada, por el seguro de alquiler garantizando el posible impago y ofreciendo protección al propietario. De esta forma, el inquilino NO debe  realizar un desembolso importante que, en muchas ocasiones, conlleva un “replanteamiento” de nuestra propia independencia.
Además, el inquilino permanece tranquilo porque tiene cubiertos todos los desperfectos del “día a día”:

 Asistencia en el Hogar, que incluye servicios de reparación de urgencia.
 Coberturas básicas. De incendio, daños diversos, fenómenos atmosféricos, robo, expolio…
– Responsabilidad Civil. Para cubrir los daños materiales que pudieran llegar a causarse.
La experiencia indica que los Seguros de Alquiler funcionan correctamente en España. Su comercialización ha reducido la morosidad de alquileres hasta un 85% en algunos casos. Por ello, la fidelidad es muy alta: 2 de cada 3 asegurados renuevan la póliza en el segundo año.