,

Los ladrones hacen su Agosto en Navidad

En Navidades, muchas personas aprovechan para visitar otras ciudades o países, y las familias se reúnen. Estas circunstancias tienen en común ser momentos de alegría y, también, dejar muchas viviendas vacías que pueden ser un blanco perfecto para los ladrones.
 
Según el Informe “Estamos Seguros” de la patronal Unespa, en el que se analizan más de 800.000 robos en domicilios, el 5 de enero es el día en el que se sufren más robos en viviendas: uno cada dos minutos, aproximadamente; aunque agosto es el mes con mayor número de siniestros de este tipo, los meses de diciembre y enero le siguen muy de cerca, por lo que hay que extremar las precauciones.
 
Con estos datos, conviene contar con un buen seguro de hogar que nos proteja ante este desagradable incidente. A este respecto, debemos saber que no es lo mismo un robo que un hurto, y que no todas las pólizas cubren ambos casos. El robo implica el uso de la violencia (forzar una cerradura, romper una ventana…), mientras que el hurto supone una sustracción de bienes sin provocar daños, de modo que en función de las condiciones de seguridad de nuestra vivienda nos convendrá una póliza u otra. Asimismo, algunos objetos de valor podrían no quedar cubiertos por el seguro, necesitando uno específico, como ocurre con algunas joyas o con obras de arte.
 
Para ponérselo más difícil a los ladrones, conviene no cerrar completamente las persianas durante ausencias prolongadas y no comentar nuestros viajes ante desconocidos. Para mayor seguridad, se pueden colocar puertas blindadas o reforzar las bisagras con pivotes de acero y ángulos metálicos, así como instalar dispositivos de alarma; aspectos que podrían influir favorablemente en el precio de la prima.
 
Para encontrar la póliza que mejor se adapta a sus necesidades, no dude en contactar con su corredor de seguros, el personal idóneo para aconsejarle.