,

Las aseguradoras están contigo

En estos meses de confinamiento por la crisis del coronavirus, muchas familias, pequeñas empresas y autónomos lo están pasando mal. No es sólo el hecho de no poder salir de casa más que para realizar los actividades imprescindibles, sino que muchas personas han visto reducidos sus ingresos considerablemente al ser despedidas, afectadas por un ERTE o al ser autónomas y no poder realizar su actividad laboral. Cada situación es diferente, pero lo que está claro es que esta crisis va a marcar un antes y un después en la memoria colectiva y, por supuesto, va a tener unas consecuencias importantes a nivel económico. El sector asegurador es consciente de ello y por eso ha querido aportar su granito de arena para ayudar a las familias y empresas que lo necesiten y participar así en la reconstrucción de la economía.

Para ello, las compañías han llevado a cabo una serie de propuestas con las que pretenden hacer más fácil la continuidad de los negocios de sus clientes. En principio, estas medidas se extenderán durante el periodo excepcional del estado de alarma, pero cada compañía aseguradora podrá prolongarlas o modificarlas según considere y en función de las necesidades que surjan. En caso de duda, lo mejor es consultar con nuestro corredor de seguros habitual para que nos informe sobre las medidas que podrían beneficiarnos o a cuáles nos conviene más acogernos.

Algunas de estas ayudas incluyen, por ejemplo, ampliar el plazo de las pólizas impagadas a 90 días mientras dure el estado de alarma o que los comercios y PYMES puedan fraccionar su prima hasta en 12 meses sin recargo. En lo que se refiere a la reclamación de impagos de primas, algunas compañías se han comprometido a no iniciar nuevos trámites de reclamación de impagos, posteriores a la fecha de declaración del estado de alarma y hasta su finalización.

Como ya se está haciendo en otros ámbitos de la vida cotidiana, las nuevas tecnologías están ayudando mucho en esta situación de confinamiento y teletrabajo, y las aseguradoras también. Promueven el pago con tarjeta como opción para los recibos domiciliados devueltos y pendientes, bien sea a través de un call center, a través de un enlace enviado por correo electrónico o a través de una pasarela de pagos. También ofrecen otros servicios tecnológicos como la videoperitación en la mayoría de siniestros y un servicio de ayuda y consulta remota para sus asegurados.