,

Emprende y duerme tranquilo.

Imagen

Hace tiempo que te ronda por la cabeza la idea de emprender y montar tu propio negocio. Te apetece convertirte en autónomo con todo lo que significa: tomar decisiones propias y trazar el camino que quieres seguir en la vida. Todavía te haces preguntas que contestarás a fin de año. ¿Tendrás suficiente trabajo? ¿Podrás vivir y mantener a tu familia? ¿Los clientes pagarán a tiempo?

Tu mente traza proyectos de negocio que, en ocasiones, se nublan con otras preocupaciones. Si te pones enfermo y no puedes trabajar, si se inunda el local y después descienden los clientes, si un empleado sufre un accidente laboral,…

Camina seguro
El mercado asegurador te ofrece hoy productos que te permiten dormir tranquilo. Puedes contratarlos directamente o pedir consejo. Tu gestoría se ocupa de tus asuntos contables, fiscales y laborales. Nosotros, como corredores de seguros, te ayudamos sin compromiso a descansar por la noche asesorándote con la compañía, la póliza y las coberturas que te hacen falta. Tú ocúpate de
generar negocio en tu trabajo. 

Para las empresas, existen los seguros obligatorios y los recomendables.

Los obligatorios son:

-Accidentes de Convenio para tus trabajadores.

-Según tu actividad, Responsabilidad Civil para posibles reclamaciones. Puede incluir: RC Patronal (relación de empresa y trabajadores), RC de Productos (por los daños que puedan causar) y RC Explotación (por el desarrollo de la actividad).

Los recomendables son:

-Baja Laboral para Autónomos si dejas el trabajo temporalmente.

-Interrupción de Negocios, que protege la pérdida de ingresos tras un accidente.

-Multirriesgo para el local donde está tu negocio.

Estudios del sector indican que el 70% de los emprendedores españoles NO conoce los seguros que necesita. Aún es más, uno de cada 10 sería más audaz en los negocios si conociese los seguros que le protegen en base a su necesidad.

Nuestros consejos para emprender son 3:

1.- Toma la iniciativa y pon pasión en tu trabajo.

2.- Asegúrate que el negocio tiene viabilidad y es rentable.

3.- Busca profesionales para las tareas NO productivas; o sea, que NO generan ingresos directos. Aquí estamos los corredores de seguros, los abogados, gestores contables… Y tú dedícate a los clientes.

¡Suerte y adelante!