,

El Seguro de Responsabilidad Civil, el mejor escudo para la PYME y su propietario

Crear, y luego mantener, un negocio o empresa, que será nuestro medio de vida, requiere grandes dosis de valentía, energía, una importante inversión económica, tiempo, paciencia…
 
El empresario precavido, en ciernes o ya con experiencia, sabe que existe una multitud de imprevistos -daño o pérdida accidental, un error profesional, una demanda de un cliente insatisfecho, un empleado que obra de mala fe, morosidad, etc.- que pueden amenazar la supervivencia de la empresa, como lo prueba el hecho de que siete de cada diez empresas cierran después de un siniestro. Y aún más allá, pues el titular de una empresa puede llegar a responder con sus propios bienes (presentes y futuros) de las deudas que su actividad empresarial genere.
 
Por ello, desde el primer momento, es clave identificar adecuadamente todos los riesgos a los que está expuesto nuestro negocio y protegerlo con todas las herramientas a nuestro alcance, como un programa de seguros que cubra los riesgos específicos y las particularidades de la actividad.
 
Dentro de este adecuado programa de seguros se encontrará casi con toda seguridad la cobertura de Responsabilidad Civil, la que nos cubre frente a reclamaciones de terceros. Esta garantía es, además, obligatoria en el desarrollo de algunas actividades y profesiones. Pero además de esta, para una pyme es altamente recomendable, casi imprescindible, contar con un seguro de Responsabilidad Civil Profesional, que cubra los errores, o negligencias, cometidos durante el desarrollo de la actividad profesional, que generen un perjuicio económico personal o material a un tercero. Esta garantía puede ampliarse a daños personales y materiales, empleados infieles, etc.
 
Curiosamente, y pese a su gran importancia, esta modalidad del seguro de RC es aún poco conocida, como lo prueba el hecho de que solo el 27% de los emprendedores españoles cuentan con un seguro de esta tipología, de acuerdo con el “IX estudio anual ADN del Emprendedor”; si bien, la concienciación acerca de su necesidad va creciendo poco a poco.
 
Tanto si está pensando en crear una empresa o negocio, como si ya la tiene y quiere ampliarla, o, simplemente, saber si está bien protegida, su corredor de seguros de confianza es el profesional más adecuado para asesorarle.