,

Dónde dejar a las mascotas en verano

Nuestros amigos peludos se han convertido en parte de la familia, pero a veces, por trabajo o por vacaciones no podemos llevarlos con nosotros y antes que abandonarlos, eso nunca, tenemos que buscar un lugar agradable, cómodo y acogedor para que esperen hasta nuestro regreso. Para muchos de ellos los viajes largos pueden resultar agotadores y muy estresantes y en otros casos, como vuelos en avión para animales de gran tamaño, podemos tener algunos inconvenientes logísticos para que nos acompañen.
 
Una buena opción es dejarlos en un hotel o residencia para mascotas, donde puedan cuidarlos como si estuvieran en casa, y para ello es recomendable seguir algunas recomendaciones como hacer una visita previa para asegurarnos de que el sitio reúne todos los requisitos necesarios de calidad y confianza que deseamos.
 
También es fundamental comparar precios, localizaciones, instalaciones y calidades hasta encontrar lo que mejor se ajuste a nuestras necesidades. Una vez elegido, hay que repasar a conciencia la información proporcionada por el hotel o residencia, ya que muchas veces el coste de alojamiento no incluye algunos servicios que pueden ser útiles, como peluquería o veterinario, y el cobrarlo aparte puede suponer un gasto extra.
 
Y, por supuesto, no podemos olvidar informarnos sobre si el hotel o la residencia cuenta con algún seguro por si nuestra mascota requiera atención veterinaria u otro tipo de cuidado. Los imprevistos pueden resultar costosos y si a eso le sumamos la ansiedad que supone la distancia, tal vez merezca la pena invertir en tranquilidad y valorar opciones junto a un corredor de seguros.