,

Derechos y libertad del consumidor

Es relativamente habitual que entidades financieras
intenten imponer a sus clientes la contratación de
una póliza de seguros de una compañía concreta a
cambio de la concesión o mejora de las condiciones
de algún producto financiero, como un préstamo.
En esta tesitura, el cliente se siente muchas
veces obligado a contratar un seguro que no ha
elegido, quizás no necesite y que en cualquier caso,
no recoge sus necesidades.

Esto resulta especialmente frecuente en el caso
de los créditos hipotecarios, en los que el banco
presiona para que el cliente contrate el seguro del hogar y/o
de vida, bajo el argumento de que dichos seguros
son de carácter obligatorio. Se trata sin embargo de
una justificación falsa, ya que el único seguro que
tiene este carácter es el de incendios.

A pesar de que muchas entidades financieras siguen
actuando en la misma línea, el consumidor
debe saber que no está obligado a aceptar dichas
imposiciones, ya que la Ley defiende su derecho a
la libre elección. Como siempre, tener la información
necesaria facilitará al usuario tomar la mejor
decisión.