,

Con el agua al cuello

Es domingo, son las 9 de la mañana y
voy en coche. En la radio habla un agricultor
navarro. El río ha entrado en sus
10 hectáreas de cereales. También cultiva
peras con Denominación de Origen
que tienen un metro y medio de agua.
Aunque se quede limpia en la próxima
semana, no hay tiempo suficiente para
aplicar los tratamientos que salvarán su
cosecha.

Después escucho a un ganadero que
llama al locutor de radio. Han muerto los
2000 cerdos que criaba en su granja.
Tiene que evacuar los restos para evitar
infecciones.

Ambos expresan su desesperación y su
incertidumbre sobre el futuro. No saben
cuándo les dará una tregua la climatología.
Pero… han sido previsores y están
asegurados.

Los daños
El primer trimestre de este año, el Consorcio
de Compensación de Seguros
ha gestionado más 8.000 solicitudes
de indemnización con un
coste aproximado de 60 millones de
euros. Algunas de las zonas más afectadas
son Cantabria, Burgos, Vizcaya,
Guipúzcoa, Navarra y Zaragoza. Los
daños son consecuencia de los desbordamientos
del río Ebro con sus afluentes
y otros ríos del norte de España.
También las provincias de Castellón
y Valencia se han visto afectadas por
fuertes inundaciones a finales de Marzo,
ascendiendo, hasta la fecha, a 568 solicitudes
de indemnización con un coste
de 4,3 millones de euros aproximadamente.
El agua ha anegado viviendas, oficinas,
comercios, almacenes, industrias y vehículos.

¿Quién paga esto?
Para sufragar los daños causados por
inundaciones, terremotos, maremotos y
otros fenómenos naturales se creó una
entidad pública: el Consorcio de Compensación
de Seguros. El Consorcio
protege tus bienes en este tipo de
siniestros cuando tienes vigente tu
seguro.
Fíjate bien, en tu seguro aparece una
pequeña tasa para el Consorcio. Con
ese dinero “extra” se cubren todas las
indemnizaciones causadas por este tipo
de siniestros donde la principal dificultad
es atender a todos a la vez puesto
que los acontecimientos suceden todos
al mismo tiempo. También en estas situaciones
estamos para cumplimentar
la solicitud de siniestro y junto con el
Consorcio tramitar lo antes posible los
informes de valoración.