,

Cómo te afecta la SEPA

Imagen

La Unión Europea es más que una simple declaración de intenciones.
Antes viajábamos a Francia y teníamos que enseñar el pasaporte. Ahora no es necesario, es suficiente con el DNI porque
dentro de la Unión no existen fronteras para las personas.

Estrenamos el nuevo siglo creando el euro, lo cual supuso la desaparición de la peseta, el franco, las liras…
Y ¡por fin! les ha tocado el turno a los bancos.

Esta “unión” se llama SEPA, o lo que es lo mismo, Zona Única de Pagos en Euros (en inglés Single Euro Payments Area). Se
trata de una iniciativa que te permite hacer una transferencia o pago exactamente igual entre Teruel y Madrid que
entre Teruel y Roma. 

¿Qué, cuándo y cómo?
Vamos por partes…
La SEPA afecta a España y al resto de miembros de la Unión Europea.

A ellos se suman Islandia, Noruega, Suiza, Mónaco y Liechtenstein.

Ten en cuenta que una vez entrado en vigor este 1 de Febrero tu cuenta bancaria pasa de los 20 dígitos, que tiene actualmente, a 24 y se llamará IBAN. También está el BIC que te lo dará tu banco. El IBAN identifica tu número de cuenta y tu país y el BIC identifica a tu banco en las operaciones internacionales que efectúes fuera de la SEPA.

Por estas razones encontrarás que te piden domiciliación bancaria mediante una autorización.

Te beneficia
Por varios motivos:
• Porque puedes hacer tus transferencias a 33 países exactamente igual que si fuera dentro de España.
• Por rapidez: sólo tardan 1 día hábil.
• Porque te da mayor garantía en las transacciones.

¡Así de simple!