,

Autónomo y emprendedor. ¡Sólo para valientes! “porque tú lo vales”

Eres casi un héroe que has decidido escribir tu propia historia al trabajar por tu cuenta. La vida te ha cambiado totalmente: tomas decisiones propias, trazas el camino que quieres seguir en la vida y dependes de los ingresos que generas.Quieres generar riqueza y crear empleo, pero… a veces, se te hace cuesta arriba.

Siempre tienes una tarjeta de visita a mano para “cazar” cualquier oportunidad de negocio y ahora tu disponibilidad
es de 24 horas. Cuando recibes una llamada en el móvil, el corazón te palpita acelerado porque puede significar
otro trabajo. Amas a Google, que se ha convertido en tu amigo inseparable, ya que te permite localizar clientes
potenciales. Encima te has puesto a dieta y estás adelgazando. Antes comías de plato sentado y ahora comes
cuando tienes tiempo. Y de cañas con los amigos ni hablar… Bueno si te queda un ratito libre, sí… Incluso, el día te
cunde más porque duermes menos: la cama no te deja desconectar del negocio.

Te cuento esto con pleno conocimiento de causa porque los corredores de seguros también somos autónomos y emprendedores. Sin embargo, protegemos nuestra vida privada y nuestra fuente de ingresos con algunas
pólizas muy útiles y necesarias.

 Tus seguros indispensables 

Como autónomo necesitas cuidar el PRESENTE y algunos seguros te pueden ayudar a ello:
Con un seguro de Incapacidad Laboral Temporal, con el que quedarías protegido en aquellos casos en los que
tengas una baja laboral ya sea por enfermedad o por accidente. Y para cubrir tus necesidades médicas un Seguro
de Salud; sin listas de espera.

En previsión del FUTURO, un seguro de Jubilación y también está el de Vida (se ocupa económicamente de tu familia en caso de que faltes).

Y para el DÍA A DÍA de tu negocio, Responsabilidad Civil. Lo que te proporcionará tranquilidad ante los posibles daños a terceros por los siniestros que pudieran ocurrir como consecuencia de tu actividad.

Quizá te parezca duro ser autónomo, pero abres tu mente a la creatividad y aprendes a disfrutar con los pequeños detalles.