,

Año Nuevo, Seguro Nuevo

Con el nuevo año, nuestras agendas se llenan de nuevos propósitos: apuntarnos a un gimnasio, dejar de fumar o leer más. Las posibilidades son múltiples, como todos los años, pero lo importante no es hacer propósitos sino cumplirlos. Nosotros no podemos asegurarte que los vayas a cumplir, pero sí podemos recomendarte que hables con tu corredor de confianza para poner tus seguros al día.

Un seguro desfasado puede suponer una pérdida económica importante si pagas por prestaciones que no necesitas, pero las consecuencias son incluso más graves si el seguro antiguo se queda corto en cuanto a coberturas.

Como siempre, más vale prevenir que lamentar, y por eso aconsejamos hacer balance de año y, de paso, del estado de tus seguros. Hay pólizas que no son para toda la vida, ya que las circunstancias de las personas pueden cambiar y, por tanto, sus seguros deberán adaptarse a sus nuevas necesidades.

Dos de los seguros más habituales son el de hogar y el de auto y estaría bien hacer una estimación de las nuevas necesidades del año que entra. Por ejemplo, si durante 2019 ha habido algunos robos en el vecindario, han aumentado los daños eléctricos o hemos comprado una nueva televisión que
aumente el valor del contenido de la casa, igual nos merece la pena revisar y actualizar el seguro de hogar para verificar que las sumas aseguradas sean las adecuadas.

En cuanto al coche, si prevemos que este año vamos a desplazarnos más, tal vez necesitemos ampliar las coberturas que tenemos actualmente, o si vamos a incorporar a un segundo conductor en el seguro, estaría bien hablarlo con un profesional para que nos asesore sobre la fórmula que mejor se
adapte a nuestras necesidades.

Decidas lo que decidas, esperamos que en 2020 consigas todo lo que te propongas y persigas tus sueños, pero eso sí, no te olvides de asegurarlos.