,

Conducir más seguros con neumáticos de invierno

Aunque en España no tenemos tradición de poner neumáticos de invierno como en otros países europeos, es una costumbre que podríamos considerar, y no sólo si transitamos por zonas de montaña o con riesgo de nieve o heladas. La DGT los recomienda para temperaturas menores a siete grados, independientemente de las condiciones climáticas.

El diseño de un neumático de invierno resulta más efectivo en situaciones de lluvia, nieve o hielo, ya que uno convencional pierde adherencia al suelo debido al endurecimiento de las gomas cuando las temperaturas bajan. Al tener más sílice en su composición, estos neumáticos son más blandos y flexibles y no se endurecen tanto con el frío, por lo que “agarran” mejor. Además, su dibujo más profundo y marcado asegura una mayor evacuación del agua y una mejor adherencia en suelos mojados y húmedos. En casos de seguridad al volante, no hay que escatimar y en caso de duda, lo mejor es consultar con nuestro corredor de confianza para asegurar nuestros neumáticos ante cualquier imprevisto.

,

Vuelve a casa por Navidad

V

Todos los años cuando se acercan estas fechas, la DGT lanza su campaña de Operación Especial de Tráfico por Navidad con la que pretende controlar la circulación, mantener la seguridad y cerciorarse de que todo el mundo llega a su destino sano y salvo para celebrar las fiestas con sus seres queridos. Lo importante, como dijo el arriero, no es llegar primero, sino saber llegar. Así que seamos sensatos por el bien de todos.

Además de contar con un seguro de asistencia en carretera acorde con nuestras necesidades, para que nos proteja en caso de siniestro, la DGT recomienda seguir una serie de consejos para conductores, que parecen evidentes, pero que no está de más recordar, como comprobar el estado del vehículo antes de salir de viaje, tener a mano la documentación, el chaleco y los triángulos; preparar el itinerario con antelación y tener previstas las condiciones climáticas y el estado de las carreteras para coger cadenas y mantas por si acaso. En estas fechas se prevén unos 16 millones de desplazamientos por las carreteras españolas, y la meteorología suele ser adversa debido al frío, la nieve, la lluvia, el viento o la niebla; y además las carreteras pueden estar heladas, nevadas, cortadas o especialmente resbaladizas, por lo que conviene extremar la precaución y pensar una ruta alternativa. Después de todo, estamos en invierno.

Las comilonas navideñas y el beber alcohol también son enemigos de una conducción tranquila y responsable, por lo que es recomendable estar descansado y sobrio cuando se coge el coche para evitar dormirse al volante. Especialmente si conducimos de noche al salir de una cena familiar o celebración. Sobra decir que los controles de alcoholemia y drogas se multiplican durante las fiestas y que no sólo somos responsables de nuestras propias vidas, sino que cuando actuamos de forma imprudente, ponemos también en riesgo la de los demás.

,

Cotillón: Diversión Asegurada

Nada mejor para recibir el Año Nuevo que una gran fiesta de Nochevieja en la que vestirse de gala para olvidar todo lo malo del año pasado, y comer, beber y bailar hasta que salga el sol. La mayoría de estas celebraciones multitudinarias tienen lugar en hoteles, restaurantes, pubs o discotecas y, como tales, deben cumplir una normativa y estar asegurados ante las diferentes contingencias que puedan surgir, como cubrir las indemnizaciones por daños materiales y personales de quienes puedan ocasionar problemas durante la fiesta. Como en otras ocasiones, la normativa sobre los seguros de espectáculos públicos difiere según las Comunidades Autónomas, por lo que es recomendable preguntar a nuestro corredor de confianza en caso de que queramos celebrar un cotillón por todo lo alto.

Las coberturas obligatorias para proteger a los asistentes, trabajadores y al local son parecidas a las de otros eventos masivos, como conciertos o eventos deportivos, e incluyen el incendio del local y la responsabilidad civil por daños sufridos por las personas que participen en la fiesta o los que trabajen para contribuir a la diversión de los demás. Tampoco está de más prevenir situaciones poco agradables, como el robo de efectos personales durante el cotillón. Es cierto que en este tipo de fiestas, cuando la gente está pasándoselo bien, a veces se olvida de controlar sus pertenencias. Por eso el local debe tomar precauciones, porque un descuido es todo lo que necesitan los amigos de lo ajeno para amargarle la noche a cualquiera. Sería una faena muy grande empezar el Año Nuevo después de una noche de diversión y descubrir que nos han robado la cartera o el móvil.

,

Luces de Navidad

Un año más las ciudades se iluminan con las luces de Navidad, que llenan las calles de colores e ilusión por las próximas fiestas. Muchas familias se suman a esta tradición y colocan en sus casas bonitas decoraciones. Sin embargo, si no se tiene cuidado, estas luces pueden provocar incendios o cortocircuitos al sobrecargar el sistema eléctrico, por lo que es muy recomendable contar con un Seguro de Hogar adecuado que nos proteja en caso de accidente.

Tampoco está de más ser precavido y, al bajar del altillo la caja de las decoraciones, comprobar que tanto las bombillas como los cables se encuentran en buen estado y no han sufrido desperfectos. Como muchos de estos productos son importados y no están certificados, no estaría de más revisar las etiquetas y comprobar si son compatibles o no con nuestro sistema eléctrico. No vaya a ser que salten los plomos en plena cena de Nochebuena y se nos quede el pavo a medio asar con toda la familia sentada a la mesa.Otro detalle fundamental es la moderación en el encendido. Algunos incendios son provocados por sobrecargas eléctricas, cortocircuitos o recalentamiento de los materiales, así que lo mejor es apagar las luces mientras dormimos o, si las luces son de exterior, durante el día. Sería una pena encender una decoración que no se va a apreciar a pleno sol y que supone un gasto energético innecesario. Además, es poco ecológico. Una alternativa son las luces LED, que consumen cinco veces menos que las convencionales.

También sería necesario proteger el cableado exterior de la lluvia o el viento y mantener las conexiones eléctricas a un metro del suelo como mínimo, para evitar que se mojen con el agua de riego del jardín. En el caso de usar extensiones para que el cableado llegue a los lugares más alejados de la casa o al exterior, es muy importante que sean de buena calidad y no enchufar varios mecanismos en la misma toma de corriente.

,

Gimnasios en forma

Como cualquier otro negocio, un gimnasio debería contar con un seguro a todo riesgo que lo proteja de las calamidades habituales como incendios, inundaciones, robos, rotura de escaparates o daños eléctricos. Sin embargo, por sus propias características, este tipo de establecimiento debe tener en cuenta otros detalles y estar preparado para otras contingencias, como que un socio tenga un desafortunado accidente al ejercitarse y decida denunciar o que alguien haga un mal uso de una máquina y ésta se estropee.

Como la inversión en material suele ser muy alta, ya que las cintas de correr, bicicletas o máquinas de musculación suelen ser caras, lo mejor es valorar con nuestro corredor de seguros de confianza qué opciones se adaptan mejor a nuestras necesidades e invertir, por ejemplo, en un seguro de responsabilidad civil de explotación que cubra los posibles accidentes. Así nos aseguraremos de que tanto los clientes como el material y los recursos de la empresa se mantienen en plena forma.

,

Jubilados preparados

La jubilación es tanto un motivo de alegría por poder disfrutar al fin de un merecido descanso, como un motivo de preocupación cuando el futuro de nuestras finanzas nos plantea quebraderos de cabeza. A esto hay que sumarle el aumento de la esperanza de vida y la disminución de cotizantes por jubilado, por lo que es probable que las pensiones públicas puedan reducirse en el futuro. Si la única entrada de recursos tras jubilarnos es la pensión de la Seguridad Social, es más que probable que el poder adquisitivo descienda, y con eso nuestra calidad de vida. Por eso, cada vez son más los que ante el hecho inevitable de dejar de percibir un salario, deciden ser previsores y tomar medidas que aseguren que van a disfrutar de una vejez sin preocupaciones. Para eso, nada mejor que consultar con un profesional que nos asesore sobre las ventajas que pueden ofrecer los seguros de planes de pensiones y los tratos fiscales que conlleva cada uno de ellos. Un seguro mixto garantiza que el asegurado perciba un capital en la fecha de vencimiento del seguro, que normalmente coincide con la fecha de jubilación. En caso de fallecimiento prematuro, el seguro abonará esa misma cantidad a quien haya elegido el contratador de la póliza, ya sean sus seres queridos o una ONG.

En cambio, el seguro dotal permite recibir una cantidad determinada siempre que el asegurado pague todas las primas. En caso de que fallezca de forma prematura, su obligación de pagar las primas finaliza y se abonará todo el capital (al vencimiento del seguro) a quien se haya establecido. Este tipo de póliza es muy útil para afrontar obligaciones financieras y evita que la responsabilidad pase a los seres queridos.

Las coberturas del seguro están garantizadas con independencia de lo que pueda pasar en los mercados financieros, ya que la compañía protege a sus asegurados de estos riesgos.

,

Contigo no, bicho

Pocas cosas hay más desagradables que llegar a casa después de trabajar y encontrarnos con nuestro hogar invadido por visitantes indeseados. Si encima tienen más de cuatro patas y transmiten enfermedades, la cosa ya no sólo es repugnante sino peligrosa para la salud. Cucarachas, ratas o ratones son algunos de los inquilinos “okupas” más habituales de nuestras casas y si queremos desalojarlos,conviene contar con ayuda profesional.

Como siempre, lo mejor es consultar con nuestro corredor de confianza por si nuestro seguro de hogar cubre estas contingencias, o en el caso de las comunidades de vecinos, si se puede estudiar alguna cobertura que se haga cargo de las necesidades de todo el edificio o de la urbanización.

Además de las ratas, ratones y cucarachas, los seguros de comunidad tienen en consideración otro tipo de plagas como el topillo, las pulgas, nidos de avispas, gorgojos, escarabajos, pececillos de plata, polillas o garrapatas. En caso de invasión animal, los seguros suelen consistir en la intervención de un especialista que tras identificar el problema, primero tratarla plaga en cuestión y después realizará revisiones periódicamente por si el mal resurge.

La póliza debería incluir la aportación de los productos y materiales necesarios para acabar con la plaga, así como la mano de obra y los desplazamientos de los técnicos. Una vez realizado el servicio, el responsable deberá elaborar un informe del estado de las zonas sensibles o de riesgo para prevenir futuras incidencias y en el caso de que el edificio tenga deficiencias higiénicas, notificarlo a la compañía aseguradora para que informe al asegurado y que pueda así mantener a raya estas visitas tan desagradables.

,

Cuando más lo necesitas

Cada primero de noviembre nos acordamos de las personas que ya no están con nosotros y eso nos hace recordar que ninguno de nosotros es eterno. A pesar de que en esos momentos de tristeza es difícil encontrar consuelo, siempre podemos hacer algo para que sean lo menos desagradables
posible, como contratar un seguro de decesos que nos ayude a tramitar las gestiones administrativas necesarias que conlleva la pérdida de un ser querido.

La mayoría de pólizas cubre los gastos tradicionalmente asociados al funeral, como el servicio de tanatorio, el féretro, las esquelas, las flores, el coche fúnebre y el entierro o la incineración. En el caso de escoger la inhumación, las coberturas más frecuentes incluyen un nicho temporal, aunque algunas también los ofrecen a perpetuidad. Algunas aseguradoras están empezando a ofrecer otros servicios complementarios, que pueden resultar interesantes hoy en día, como son el testamento online o el fin de la vida digital.

Otro de los asuntos más desagradables en estos momentos de duelo son las cuestiones administrativas, que pueden ir desde el papeleo relacionado con la defunción (imprescindible
para enterrar al fallecido), hasta gestiones como solicitar la pensión de viudedad u orfandad, la adjudicación de herencias, la solicitud de baja en el Libro de familia y en la Seguridad Social, la petición de la partida de defunción o los trámites del testamento.

Es interesante consultar con nuestro corredor de confianza otras coberturas opcionales, como el traslado del difunto desde el lugar del fallecimiento hasta el de sepultura. En el caso de inmigrantes o de personas que pasen largos periodos de tiempo lejos de su país, este traslado puede tener carácter
internacional por lo que es muy conveniente comprobar si el seguro incluye la repatriación.

,

¿Necesito un seguro especial para relojes y joyas?

Los relojes y las joyas son objetos de pequeño tamaño, pero de gran valor y, para muchas personas, no sólo material, sino también sentimental. Los anillos, pendientes, collares, piedras preciosas y obras de arte se consideran joyas, pero también entran en esta categoría los relojes fabricados con metales preciosos.

Para protegerlos, muchas aseguradoras utilizan cláusulas especiales e incluso seguros específicos. Pueden incluirse en la póliza del hogar, en un apartado que indique en cuánto están tasados dichos artículos y cuál sería el importe máximo que se podría recuperar en caso de robo o deterioro. Si decidimos contratar una póliza específica para cubrir el valor total de los objetos, la compañía valorará cada pieza de forma independiente y propondrá un precio anual a pagar por asegurar el conjunto.

El importe sería lógicamente más alto, pero cubriría la totalidad del valor de las piezas en caso de robo. Lo que consolaría un poco por la pérdida de un objeto con tanto valor sentimental.

,

Ciberseguridad: Asignatura pendiente de muchas empresas

Con el desarrollo de las nuevas tecnologías y el aumento del comercio online los ataques cibernéticos a empresas se han disparado. Muchos datos clasificados e información confidencial sobre clientes pueden quedar a merced de los piratas informáticos y con la nueva Ley de Protección de datos, las empresas pueden llegar a tener Responsabilidad Civil al respecto. A pesar de lo que muchos puedan pensar, no sólo las grandes compañías están expuestas a estos ataques. Muchas pequeñas y medianas empresas, que no cuentan con las medidas de seguridad adecuadas, corren riesgo de que sus datos sensibles queden al descubierto.

Para evitarlo, lo más sensato es prevenir y para ello lo mejor es contar con un asesoramiento adecuado. Las entidades aseguradoras ofrecen pólizas para atenuar las consecuencias de un ciberataque y estos seguros suelen incluir un análisis personalizado de las debilidades informáticas de la empresa, asistencia técnica permanente y, en caso de ataque, cubrir los
daños de Responsabilidad Civil, las sanciones administrativas impuestas por la Agencia Española de Protección de Datos, los gastos necesarios para restablecer la reputación online o los costes derivados de paralizar la actividad empresarial. También pueden suponer la restauración de sistemas, parcheo de vulnerabilidades, recuperación de equipos y datos dañados, limpieza de virus y troyanos que se hayan podido introducir en el sistema y restablecimiento de las copias de seguridad.

Hay que recordar que poseer un ciberseguro nos protege frente a las consecuencias de un potencial ataque, pero no elimina la posibilidad de que los piratas informáticos intenten hackear nuestro sistema. El Reglamento europeo UE 2016/679 obliga a las empresas a informar sobre las brechas de seguridad y notificar las violaciones de datos, por lo que en caso de duda conviene consultar con un especialista.