,

El fraude al Seguro lo pagamos todos

Simular lesiones, fingir robos, fuegos…, los intentos de fraude al seguro son cada vez más habituales. Se trata de un delito que afecta no solo al asegurado, sino a toda la sociedad, por lo que combatirlos es uno de los principales objetivos del sector. En 2017, según el informe “El Fraude al seguro español” de ICEA, elaborado con los datos de las aseguradoras que suponen el 54,5% del mercado, se detectaron casi 166.000 intentos de estafa (uno por minuto).
 
El 64% de los casos de intento de fraude detectados se da en el seguro de automóvil, en el que, junto a los casos de particulares, existen verdaderas mafias, incluso familias enteras, dedicadas a esta actividad. Se han contabilizado hasta 400 bandas, que en un 90% denuncian daños corporales, alerta un estudio reciente de una aseguradora.
 
Hoy los defraudadores utilizan las redes sociales y han sido precisamente sus comentarios o fotos, los que han ayudado a descubrir curiosos intentos de fraude, como el de aquel individuo que intentaba que su seguro cubriera su teórica incapacidad para andar, mientras que en Facebook aparecía como el rey de la pista de todas las fiestas.
 
Las aseguradoras tienen que compensar estas pérdidas, lo que repercute en el encarecimiento de las primas para el resto de los clientes: UNESPA afirma que cerca de 20 euros del precio anual de las pólizas de seguros de automóviles van a cubrir estos gastos. Es una práctica insolidaria de unos pocos que hay que combatir, porque los fraudes en el seguro los pagamos todos.
,

Seguros que ayudan con Hacienda

La Campaña de la Renta es una cita que todos tenemos “marcada a fuego” en nuestro calendario particular. Este año durará hasta el 2 de julio (el 27 de junio para quienes domicilien en cuenta el pago), y se presenta con una novedad tecnológica: una app para móviles y tabletas que permitirá presentar las declaraciones más sencillas, consultar datos y recibir avisos.
 
Para enfrentarnos a la declaración de la renta un buen consejo es conocer todas las deducciones a las que tenemos derecho, pues incluirlas puede marcar la diferencia hasta el punto de convertir una declaración que nos salía positiva (a pagar) en una negativa (a devolver).
 
Este es el caso de algunos seguros y productos de ahorro deducibles, que nos ayudan, y mucho, con la declaración. Buen ejemplo de ello son los Planes de Pensiones y los Planes de Previsión Asegurados (PPA), que permiten reducir la base imponible hasta el 30% de los rendimientos netos de trabajo y actividades económicas, con un máximo de 8.000 €.
 
Si es usted arrendador de una vivienda, le interesará saber que las primas de los seguros de hogar y de impago de alquiler que haya contratado para aquella tienen la consideración de gastos deducibles.
 
Además, las primas del seguro de vida vinculado a la hipoteca, es decir, cuando suscribirse fuera una condición para obtener el crédito, dan derecho a desgravación, siempre y cuando la vivienda disfrute de la deducción de vivienda habitual (solo viviendas adquiridas antes de 2013).
 
Si es autónomo y ha suscrito un seguro de salud, puede deducirse tanto sus primas como las pagadas para su cónyuge e hijos menores de 25 años, con un límite de 500 euros por persona. Igualmente, como autónomo tiene derecho a deducción por los seguros que estén vinculados a su actividad económica (responsabilidad civil, patrimonial…), y por el seguro de auto (cuando lo dedique a su trabajo).
 
Estos son solo algunos supuestos, pero existen más, y hay distintas particularidades en función de su situación o de la comunidad autónoma en la que resida; para informarse no dude en consultar a su corredor de seguros acerca de los beneficios fiscales que sus seguros pueden proporcionarle.
,

Abejas y Apicultores viajan protegidos

Aunque con algo de retraso este año, la floración llegó y con ella se puso en marcha el laborioso proceso para que, gracias a las abejas y con la ayuda del apicultor, la miel llegue a nuestra mesa.
 
Puede que no sepa que España es el principal productor de miel de la Unión Europea y que con todas las colmenas que existen en Europa, más de 17 millones, no se produce suficiente miel para el consumo de los europeos, por lo que hay que recurrir a China y a otros países para abastecernos. Otro dato curioso sobre esta actividad es que como en la ganadería, también existe la apicultura trashumante, o lo que es lo mismo, las colmenas viajan de un lugar a otro para aprovechar las floraciones en las distintas regiones; abejas y apicultores recorren kilómetros en busca de nuevas flores para obtener las mieles de azahar, de romero, de tomillo, etc.
 
Si llegados a este punto, lo de ser apicultor le parece una buena idea para completar sus ingresos o para cambiar de profesión, tendrá que saber que la práctica de la apicultura implica una serie de requisitos legales, como darse de alta como autónomo en la Agencia Tributaria u obtener un Código de Explotación Ganadera en las Oficinas Comerciales Agrarias, si se decide a tener colmenas, entre otros aspectos.
 
Además, ser empresario apicultor acarrea muy variados riesgos, por lo que contratar un seguro de responsabilidad civil es absolutamente aconsejable, si bien, aquí la cantidad importa, porque no son asegurables las explotaciones en las que el número de colmenas sea inferior a ocho. Su corredor de seguros conoce las coberturas básicas que necesita -frente a lluvia torrencial, viento huracanado, inundaciones o golpes de calor- pero además podrá recomendarle proteger sus colmenas frente a otros riesgos, como la sequía, el hurto o el desabejado repentino provocado por depredadores como el abejaruco, por citar algunas.
,

Cuidado al Volante… ¡Es Viernes!

El viernes es el día más deseado por muchos, el menos productivo para otros y, si nos atenemos a las estadísticas, también parece ser uno de los menos recomendables para ponerse al volante en ciudad, pues es el día de la semana en el que ocurren más “golpes de chapa”, esos accidentes leves, típicos de las colisiones urbanas.
 
Según los datos que maneja la patronal del seguro (UNESPA), cada viernes de 2017 se produjeron 6.279 golpes de chapa (de media); el segundo peor día es el lunes, con una cifra media de 6.132 siniestros de este tipo. Por el contrario, el domingo es cuando menos incidentes se producen: una media de 2.844. Estas cifras siguen creciendo año tras año, reflejando así la recuperación económica que vive nuestro país, porque a mayor bonanza, más vehículos, más tráfico y más siniestralidad. En total, el pasado año se produjeron 1,91 millones de accidentes leves de tráfico, la mayor cantidad desde 2010. Por regiones, las comunidades donde se incrementaron más este tipo de accidentes fueron las Islas Baleares (+5,62%), Ceuta (+5,45%), la Comunidad de Madrid (+4,77%) y la Comunidad Valenciana (+4,71%).
 
Pero ¿por qué el viernes es el día en el que se producen más colisiones? Las razones se encuentran en el factor humano. Después de una dura semana de trabajo, el cansancio y estrés acumulados pasan factura influyendo negativamente en nuestra atención. Tampoco ayudan las múltiples acciones que muchos conductores realizan sin darse cuenta de su riesgo, como el uso del teléfono móvil, desviar la vista de la carretera para activar el GPS, hablar con el copiloto, comer, beber o fumar, por citar solo algunos de los que nos recuerda la DGT. Si a esto unimos la urgencia del conductor por aprovechar al máximo el tiempo del fin de semana, el resultado más probable es, con suerte, solo un golpe de chapa en nuestro coche.
 
Utilizar el transporte público esos días de la semana podría ser una buena idea. Pero si piensa conducir en viernes, o cualquier otro día de la semana, además de recordar la importancia de mantener la atención en la conducción, contar con el mejor seguro de autos aconsejado por su corredor, el único profesional que estará a su lado en caso de siniestro, será una sabia decisión.