,

Nuevas tecnologías al servicio de la salud

Los expertos en TIC (Tecnologías de Información y Comunicación) calculan que en 2020 habrá más de 20.000 millones de dispositivos conectados a Internet.
Las nuevas tecnologías nos están ayudando ya hoy a gestionar mejor los riesgos relacionados con la conducción, la seguridad en el hogar y, también, nuestra salud, especialmente desde el punto de vista de la prevención, gracias a un estilo de vida saludable, que la medicina enfatiza como el precursor y la mejor garantía para nuestro bienestar.
 
En este enfoque, las nuevas tecnologías pueden ayudarnos considerablemente. Cada vez es más habitual ver a personas con pulseras o relojes inteligentes que monitorizan la actividad física o controlan constantes vitales como el ritmo cardíaco e incluso el estrés. Hay balanzas inteligentes que miden el porcentaje del agua y la grasa corporal, glucómetros para medir el nivel de azúcar al instante, etc.
 
Algunas compañías especializadas en seguros de salud han desarrollado apps que permiten a sus asegurados observar si sus hábitos de vida son saludables, e incentivan al usuario para que se cuide, se hidrate y mantenga una actividad física adecuada, señalándole los parámetros a mejorar. Asimismo, ya hay compañías aseguradoras que ofrecen, si se demuestra que se siguen las indicaciones de estos dispositivos y apps, descuentos en la renovación de las pólizas y en productos y servicios relacionados con la salud y el bienestar.
 
El corredor de seguros puede convertirse en un socio del asegurado a la hora de elegir las mejores coberturas de atención sanitaria y de prevención. Solo el consejo de su corredor de seguros de confianza puede ayudarle a encontrar el seguro de salud que mejor cubra sus necesidades y las de su familia.
,

Los ladrones hacen su Agosto en Navidad

En Navidades, muchas personas aprovechan para visitar otras ciudades o países, y las familias se reúnen. Estas circunstancias tienen en común ser momentos de alegría y, también, dejar muchas viviendas vacías que pueden ser un blanco perfecto para los ladrones.
 
Según el Informe “Estamos Seguros” de la patronal Unespa, en el que se analizan más de 800.000 robos en domicilios, el 5 de enero es el día en el que se sufren más robos en viviendas: uno cada dos minutos, aproximadamente; aunque agosto es el mes con mayor número de siniestros de este tipo, los meses de diciembre y enero le siguen muy de cerca, por lo que hay que extremar las precauciones.
 
Con estos datos, conviene contar con un buen seguro de hogar que nos proteja ante este desagradable incidente. A este respecto, debemos saber que no es lo mismo un robo que un hurto, y que no todas las pólizas cubren ambos casos. El robo implica el uso de la violencia (forzar una cerradura, romper una ventana…), mientras que el hurto supone una sustracción de bienes sin provocar daños, de modo que en función de las condiciones de seguridad de nuestra vivienda nos convendrá una póliza u otra. Asimismo, algunos objetos de valor podrían no quedar cubiertos por el seguro, necesitando uno específico, como ocurre con algunas joyas o con obras de arte.
 
Para ponérselo más difícil a los ladrones, conviene no cerrar completamente las persianas durante ausencias prolongadas y no comentar nuestros viajes ante desconocidos. Para mayor seguridad, se pueden colocar puertas blindadas o reforzar las bisagras con pivotes de acero y ángulos metálicos, así como instalar dispositivos de alarma; aspectos que podrían influir favorablemente en el precio de la prima.
 
Para encontrar la póliza que mejor se adapta a sus necesidades, no dude en contactar con su corredor de seguros, el personal idóneo para aconsejarle.
,

Consejos para las compras online

Las compras por internet se están convirtiendo a gran velocidad en algo habitual de nuestro día a día. Sin embargo, y pese a sus ventajas -infinito número de productos disponibles y la comodidad de recibir las compras en casa sin tener que desplazarse- la compra online presenta algunos riesgos que recomiendan la adopción de precauciones específicas.
 
La primera, comprobar las garantías que ofrece la tienda online: si es española, debe recoger información sobre el titular, domicilio social, CIF, etc. El proceso de pago es vital, por ello hay que confirmar que estamos ante un servidor seguro, cuya dirección empieza por «https» y muestra el icono de un candado, de otro modo no se garantiza la seguridad de la comunicación. Debemos desconfiar si ofrecen distintas fórmulas de pago pero al final pidan solo un número de tarjeta bancaria; y se debe guardar toda la información relativa a la compra: desde el justificante de pago a las condiciones del contrato o, incluso, la publicidad, lo que será de gran ayuda a la hora de reclamar una posible estafa.
 
Con el fin de intentar reducir el número de fraudes en la web, la Directiva europea sobre Servicios de Pago, que entrará en vigor en enero de 2018, obligará a disponer de sistemas de verificación de la identidad en dos pasos, que normalmente suponen el envío de un SMS al usuario con una clave aleatoria que debe introducir para completar la compra.
 
Por último, conviene contar con protección ante el uso fraudulento de nuestras tarjetas de pago; de hecho, esta es una cobertura que ya incluyen muchos seguros de hogar e, igualmente, hay aseguradoras que ofrecen servicios exclusivos para la gestión jurídica de estafas sufridas en internet. Por ello, tanto para saber si ya cuenta con la protección necesaria a través de su seguro o si le convendría contar con algún seguro o cobertura específica, no dude en contar con el asesoramiento que le ofrece su corredor de seguros.
,

Más seguros para disfrutar de los deportes de Invierno

Con el frío ya instalado en prácticamente todos los rincones de la península y la caída de las primeras nieves, los aficionados a practicar esquí, snowboard o los que solo quieren recorrer paisajes nevados ya cuentan los días para hacer su escapada invernal y disfrutar de la montaña, sobre todo después de un verano que se ha alargado demasiado.
 
Como cualquier práctica deportiva, los deportes de invierno también tienen sus riesgos, por eso, antes de lanzarse a la pista, es imprescindible disponer de un buen casco que le ayudará a evitar los daños más graves, y material adecuado (gafas de sol, botas, guantes, elegir muy bien los esquíes y las fijaciones …), contar con una buena forma física, y no cometer imprudencias para evitar colisiones o caídas en unas pistas cada vez más llenas.
 
Los seguros que el sector pone a disposición de los aficionados a estos deportes son cada vez más variados, con opciones de contratación por separado o dentro de un seguro de viajes, siendo lo más habitual tener que desplazarse hacia las estaciones de esquí, ya sea a la impronunciable Ischgl en Austria, Gstaad en Suiza o a cualquiera de las estaciones de esquí repartidas por toda España, lo que implica la organización de un viaje, búsqueda de alojamiento, la contratación de forfait para el acceso a las pistas, etc.
 
La oferta para cubrir estas actividades se adapta a las necesidades de cada tipo de deportista. Por ejemplo, seguros para escapadas puntuales, para la temporada completa –que cubre los meses de invierno- o anuales. Pero en todos los casos deben contar con unas coberturas básicas, como responsabilidad civil, gastos de un posible rescate en pista, asistencia médica por enfermedad o accidente, gastos médicos, quirúrgicos y farmacéuticos, traslado o repatriación del asegurado en caso de accidente o fallecimiento, entre otras. En caso de tener que anular el viaje por alguna de las causas incluidas en la póliza, el seguro suele incluir la devolución del coste de las lecciones y el forfait que no hayan podido disfrutarse.
 
Todo parece cubierto, pero puede haber sorpresas ¿qué pasa si el accidente sucede fuera de pista? ¿quién cubre los días que el accidentado no pueda trabajar? ¿qué pasa si se produce como consecuencia de una lesión anterior? Su corredor de seguros de confianza puede ayudarle a elegir las coberturas que mejor se adaptan a sus necesidades y las de su familia, para disfrutar con más protección de los deportes de invierno.