,

“CUIDADO CON EL PERRO” YA NO ES SUFICIENTE

España contabiliza 425.000 robos en viviendas al
año, uno cada minuto. Madrid y Barcelona concentran
el mayor número de asaltos con 98.092 por
año. Para poder reducir este riesgo, sigue esta serie
de consejos básicos que incluyen pequeñas acciones
que ayudan a mantener la seguridad cuando te
ausentes del domicilio durante un largo periodo y
que resultan novedosas frente a las que se recomiendan
siempre:

• Cierra bien puertas y ventanas: pero no
dejes las persianas bajadas del todo a no ser
que vivas en una altura accesible desde la calle
(un bajo o un primero a poca altura). Muchos
ladrones estudian zonas y viviendas antes de
actuar y no hay mayor señal de hogar “cerrado
por vacaciones” que varios días con las persianas
echadas. Eso sí, deja las cortinas corridas
para que no se pueda ver con claridad el interior
de la casa.

• El factor “buen vecino”: si tienes un familiar
o amigo que viva cerca, o un vecino de confi
anza, déjale una copia de tus llaves y pídele
que pase de vez en cuando a variar la altura de
las persianas y algún otro detalle visible como
macetas o tiestos. Si de paso aprovecha para
regarlas, mejor que mejor.

• Una compra genial: un temporizador para
enchufes eléctricos. Cada euro que gastes en
él estará bien empleado, porque te permitirá
crear la apariencia de que la casa está habitada.
Podrás programar una lámpara en salón y/o
dormitorio para que se encienda, por ejemplo,
entre las 22:30 y las 23:30, y entre las 3:00 y
las 4:00 de la madrugada.Mano de santo para
ahuyentar merodeadores. Los riegos automáticos
también ayudan: no los desconectes mientras
esté fuera

• Cosas que NO deberías dejar en casa:
nada de “esconder” llaves en el exterior (jardines,
macetas, alfombras). Es el primer sitio donde
cualquiera miraría. Y ese otro en el que estás
pensando, el segundo. Tampoco dejes nada de
valor a la vista. De hecho, si puedes dejar tus
cosas de máximo valor –joyas, dinero…- a ese
familiar o amigo de máxima confi anza que se
queda durante esos días, mejor.

• Si puedes, deja algo de ropa tendida en a
terraza o lugares visibles.

• Nada de cajones cerrados con llave: Si
pese a todos los esfuerzos entra alguien en casa
y detecta uno, le estarás indicando con neones
dónde está lo que busca. Se lo llevará igual y
reventará el mueble entero por el camino.

• Mantén localizadas facturas y tickets de compra
de objetos como televisiones, ordenadores,
cámaras, móviles, etc. para poder reclamar al
seguro en caso de robo. Apunta los números
de serie que suelen encontrarse detrás de cada
aparato. Si facilitas esta numeración a la policía
en la denuncia, servirá para identifi car los aparatos
robados, si algún día aparecen. Casi siempre
aparecen.

• Al “Ladrón” le gusta tu álbum “fotos de
vacaciones subidas desde el móvil”: Mola
mucho dar envidia a sus amigos por Facebook y
Twitter colgando fotos de la playa y comentando
“qué ricas las gambitas en Huelva”, pero piénsalo
dos veces. Las redes sociales han creado un
nuevo tipo de “descuidero 2.0” y no quieras ser
su próxima víctima. Cuélgalas a la vuelta. Nunca
desde el lugar de vacaciones.

• ¿Qué tal instalar una buena alarma? Hay
modelos que te permiten “ver” literalmente lo
que pasa en tu casa desde un Smartphone.