,

¿El que pega, siempre paga?

“Un coche me ha golpeado por detrás tan
fuerte que yo he chocado con el que tenía
delante. Ambos estábamos parados en un
semáforo. ¿Tengo que pagar el daño que he
causado?”

Respuesta de tu corredor. En este caso
NO. Si el tercer coche no te hubiera golpeado
tan fuerte, no se habría producido un desplazamiento
golpeando al coche delantero. Por
tanto, el coche que te pegó se hará cargo
de su reparación delantera, de las tuyas (delantera
y trasera) y de los arreglos del primer
coche.

Otra cosa es que el primer coche reduzca la
velocidad, tú no te percates y le golpees y
el último también colisione contigo por despiste.
Entonces cada uno paga lo suyo y la
reparación del que tiene delante.

Consejo. Rellena el “parte amistoso”. En colisiones
múltiples es mejor llegar a un acuerdo
cuanto antes, pero si existen dudas o discrepancias
llama a la policía local para hacer un
atestado, que en caso de aceptación también
actuará como “parte amistoso”.

,

“Si bebes, no conduzcas.” NO te cubre el seguro

El 64% de los españoles no sabe que el
seguro del coche no le protege si sufre
un siniestro cuando ha consumido alcohol.
Si el conductor es extranjero, residente
en nuestro país, y comete una infracción bebido
puede que NO obtenga la nacionalidad
española.

Más preocupante es que 8 de cada 10 encuestados
no sepa que es responsable de
los daños que causa un conductor insolvente
al que le hemos prestado el coche, si ha
dado positivo en un control de alcoholemia,
incluso si el seguro es a todo riesgo.

En cualquier caso, cada vez somos más
conscientes de los efectos del alcohol al volante.
Un 26% llevamos al conductor ebrio a
casa y otro 23% le quitamos las llaves.

Son datos de la encuesta elaborada por Automovilistas
Europeos Asociados (AEA) que
han diseñado la campaña “No le dejes conducir si ha bebido”.

,

¡Precaución! En invierno, riesgo de incendio

Aunque el cielo estaba despejado y
brillaba el sol, aquel día la nieve helada
se escurría por los tejados. La bisabuela
encendió el brasero eléctrico de la mesa
camilla y lo tapó con las faldillas del
mantel. Tras 4 horas funcionando, los
flecos comenzaron a arder. La llama
se propagó en cuestión de minutos
generando un humo tupido. Aquella
tarde, la “bisa” cuidaba a su nieto de 5
años. El niño abrió la puerta de la calle
y salió a la escalera. Casualmente pasó
un vecino que aplacó la ira del fuego con
un extintor.

Sufrir un incendio en el hogar es una
experiencia aterradora difícil de
olvidar que se ha cobrado 132
vidas en España durante 2013 y
83 durante los meses más fríos
de 2014, según ha registrado la
Asociación Profesional de Técnicos
de Bomberos (APTB). La mayoría
ocurrieron en casas particulares y más
de la mitad de los fallecidos era mayor
de 65 años.

El fuego es poderoso, pero sucumbe
ante el agua, más blanda e insistente. El
“clima mediterráneo” de nuestro país
es el bálsamo que sitúa a España con
uno de los índices de muertes por este
siniestro más bajo del mundo, con 2,8
defunciones por millón de habitantes
(en Europa, solamente le sobrepasan
Holanda y Suiza). Las bondades
de nuestro clima nos hacen menos
dependientes de la calefacción.

El riesgo aumenta en invierno
Las personas mayores de 65 años que
viven en pueblos con menos de 1000
habitantes son los principales afectados.
Los protagonistas del fuego son
los aparatos de calor (29%) y la
electricidad junto a los fumadores
(20%). Los incendios suelen iniciarse en
el salón o en el dormitorio.

Pero… ¿Aseguramos bien nuestras
casas? ¿Y las de nuestros padres?
El riesgo de incendio es una cobertura
básica del seguro de Hogar. Esta
póliza te protege, entre otras cosas, de
explosiones, humo, hollín y fenómenos
atmosféricos. Y debe cubrir los gastos
de los bomberos y el salvamento.
Cómo actuar
Prevenir significa escuchar al sentido
común. O sea, utilizar adecuadamente
los sistemas de calefacción, no
sobrecargar los enchufes, apagar
bien los cigarrillos y desconectar
los aparatos eléctricos después de
usarlos, sin olvidarnos nunca de las
rejillas de ventilación. Tu seguridad es
lo primero.

,

El DNI del seguro de Auto: 10,9 millones de siniestros al año.

¿Cuántas probabilidades tienes de sufrir un accidente?

Según Unespa, en España se registran
diariamente 29.680 declaraciones de
siniestros por los que las aseguradoras
pagan 7.914 millones de euros anuales.
En un 50% de los siniestros están
involucradas personas de 36 a 55 años y
son más frecuentes en fines de semana que
en días laborables.

Fíjate… Si nuestro parque de vehículos
es de 28,9 millones de vehículos, uno de
cada tres es susceptible, ¡cada año!, de
tener un siniestro de diferente índole,
rotura de lunas, robo, asistencia, daños
propios, R.C.,…

¿Cuánto vale tu coche?

En la compra de un vehículo influyen dos
factores: el racional y el emocional. La
crisis ha hecho que los números adelanten
a los sentimientos. Pero aún así, seguimos
destinando una importante cantidad de
dinero a esta compra.

Si el coche es nuevo, el precio medio
(después de descuentos y promociones)
se sitúa en 18.845 euros. Eso sin contar
el importe de la financiación. Cuando
adquirimos uno usado, el coste puede llegar
hasta 11.000 euros.

¿Y el seguro?

Ante todo es obligatorio. Lo tienes que
contratar “sí o sí” para poder circular y
para protegerte de los daños que puedes
ocasionar a otras personas o cosas.

Mi pregunta es: ¿te gastas miles de euros
en un coche y escatimas en el precio
del seguro que te garantiza tu compra?
Tú eliges. Pero si tienes en cuenta el consejo
de un corredor de seguros te digo que…

• El seguro a Todo Riesgo es
aconsejable siempre que tu coche
tenga hasta 3 o 5 años.

• A partir de ahí, mínimo de 3 a 5
años, te recomiendo una póliza de
Terceros ampliada a incendio, robo,
asistencia jurídica y lunas (sólo
la rotura de lunas supone 1,1 millón
de siniestros año). La indemnización
máxima por daños propios se va
reduciendo con el paso del tiempo,
puesto que va unida al “valor venal” de
tu vehículo (que es el valor en venta del
vehículo antes de un siniestro).

Calcula cuánto has pagado por el coche
(sumando la financiación). Revisamos el
precio del seguro y las bonificaciones que
obtienes por “buen conductor”.
Quien más y quien menos, ha sufrido un
accidente alguna vez en la vida. Pídenos
asesoramiento y verás cómo te compensa
contratar un seguro con las coberturas
correctas, ni más ni menos.

,

“Al mal tiempo, buena cara”. El Consorcio cubre 3.800 siniestros, desde enero, con 34 millones por inundaciones

Sólo ha transcurrido un mes y algunos
días de febrero de 2015. Para estas fechas,
el Consorcio de Compensación de
Seguros ha desplazado a sus peritos a
las zonas afectadas por inundaciones en
España. En una primera estimación de
urgencia, el total de siniestros asciende
a 3.800 y el coste previsto suma 34 millones
de euros.

La lluvia, las nieves y el fuerte viento
han producido graves consecuencias
en gran parte de España, como
en Burgos, Cantabria, Vizcaya, Navarra,
La Rioja, Aragón y Galicia.

Para proteger situaciones excepcionales
como ésta, se creó el Consorcio de
Compensación de Seguro que gestiona
e indemniza los bienes asegurados,
por lo que, para cobrar del Consorcio,
es necesario tener contratado un
seguro, si no lo tienes, NO hay indemnización.

Un ejemplo: en 2012 tramitó 584.000
expedientes por valor de 2.226 millones
de euros.

Y en estas situaciones, somos los corredores
de seguros quienes tramitamos los
siniestros “mano a mano” con el Consorcio
de forma inmediata. “Asesorar,
acompañar y defender al cliente antes,
durante y después de la compra
de su seguro, permaneciendo a su
lado” porque defendemos tus intereses.

Por fortuna, prácticamente, todas las
eventualidades quedan cubiertas por la
“industria aseguradora”. Pues ¿cuánto
le costaría a España no tener seguros?
Unas 14 veces su PIB.