,

Domina tus incertidumbres: “Mejor prevenir que curar”

Esta frase fue acuñada por Erasmo de Rotterdam durante el siglo XV aunque permanece vigente desde hace más de 2000 años. Nos invita a ser previsores y actuar con prudencia antes de que surjan los problemas y se hagan mayores.

España es un país previsor porque cuenta con un sistema de Seguridad Social modélico en el mundo. En estos tiempos, nuestra Seguridad Social anda justa de dinero, larga en listas de espera y corta en determinadas prestaciones (dentales, oftalmológicas, servicios sociales…)

Es el momento de plantearte un seguro de salud privado para ti y toda la familia. Te garantiza una atención rápida, puedes elegir al médico que deseas (con segunda opinión) y acudes al centro sanitario que te aporta más confianza.

El camino de la vida es caprichoso e imposible de predecir porque el hombre nació libre y escribe su propio futuro. La vida
está llena de riesgos: un coche se salta un semáforo, el niño tiene fiebre alta y no sabes porqué… No sabemos qué va a pasar
mañana, pero podemos adelantarnos y proponer soluciones. Sobre todo ahora que estás sano, que tienes la cabeza bien amueblada y piensas con claridad.

Intuyes que un seguro de salud puede ser una buena idea, aunque no lo utilices nunca. ¡Ojalá no te haga falta! Es un dinero siempre bien invertido porque los cuidados de los tuyos están solucionados.

Un paso más

Y si quieres anticiparte aún más al futuro, piensa quién aporta en casa la mayor parte de los ingresos. ¿Tú? ¿Qué pasa si un día no puedes hacerlo? ¿Cómo se paga la hipoteca y la universidad de tus hijos? 

Los seguros de Vida te resuelven ese otro futuro impredecible aportando una protección económica cuando desaparece la fuente principal de ingresos.

Piénsalo bien… Aseguras tu coche, tu casa, tus muebles, hasta tu smarphone… ¿Y sabes qué? Antes que todo eso está el bienestar de tu familia y su salud. Coloca las prioridades en el lugar que les corresponde. 

En nuestras oficinas nos dedicamos a prevenir el presente y el futuro de los tuyos. ¡Ven a vernos y te ayudamos a encontrar lo que más se ajusta a tus necesidades!

,

¿Eres un cliente satisfecho?

Cuando compras un seguro tiendes a mirar con lupa el precio y, después, sus coberturas. Sin embargo, un seguro es efectivo cuando sufres un siniestro, te atienden bien y te pagan lo que te corresponde.

Y para que ese seguro sea efectivo, previamente pasas por el buen asesoramiento de tu corredor, que te acompaña en la compra del seguro que mejor se ajusta a tus verdaderas necesidades; te orienta en la contratación y renovación de tus pólizas, buscando las coberturas que realmente necesitas. Y después de contratar tu seguro, llega la tranquilidad de que ante cualquier imprevisto estás cubierto por tu póliza.

Y ante un siniestro, ¿qué ocurre? Desgraciadamente estamos acostumbrados a que el seguro sea un número y NO una persona. Si ocurre algo, un telefonista te pide el número de la póliza y, después, pregunta el nombre. La ventaja de tramitar los seguros con un corredor es que tratas con un profesional “de tú a tú”. Nosotros, los corredores, preparamos tu reclamación, la tramitamos y hacemos el seguimiento hasta resolver el siniestro, personalizando siempre la solución.

Los corredores queremos que seas un cliente satisfecho porque te hemos gestionado correctamente la “vida de tu póliza”.
Desde iBrok Correduría de Seguros y su equipo humano……………..GRACIAS.

,

Seguros que desgravan en tu declaración de la Renta

Imagen

 

Revisa bien los seguros que tienes contratados porque puedes desgravarte en la declaración de la Renta que comienza este mes de
Abril. ¿Sabes cuáles son?

Seguros de Hogar. Desgravan siempre que en la escritura de compra-venta de tu vivienda habitual, el banco te exija un seguro de hogar. Si NO está especificado, puedes desgravar la parte que cubre los riesgos obligatorios.

Seguro de Vida. Ocurre igual que en el caso anterior. Desgrava si está vinculado a tu hipoteca. En ambos casos, es preciso que tu
aseguradora emita un certificado detallando la cantidad.

Seguro de Vida para Autónomos; si eres autónomo y contratas tu seguro de vida en una entidad de previsión social tus  portaciones también disfrutarán de reducciones en la declaración de la Renta.

¿Qué más desgrava? Otros pagos vinculados a tu vivienda como son los gastos derivados de la compra-venta, el ITP (Impuesto
de Transmisiones Patrimoniales), AJD (Actos Jurídicos Documentados), IVA, notarías, gastos de registro…

Y el Fondo de Pensiones. Son desgravables tus aportaciones entre un 24,75% y 52% según la Comunidad Autónoma donde vives.
Existe un límite para las aportaciones de 10.000 € hasta los 50 años y, a partir de esa edad, de 12.500 €.