,

Seguro dental, Lisa necesita un aparato

Imagen

Si nuestro cabeza de familia favorito, Homer Simpson, se preocupa por la salud dental de su familia, ¿cómo no lo vamos a hacer nosotros? Especialmente cuando la Seguridad Social en nuestro país NO ofrece una amplia cobertura dental. Y, tarde o temprano, tienes que ir al dentista alguna vez en tu vida. El dentista es como el taller mecánico para el coche: entras, te diagnostican la avería y, a falta de un presupuesto definitivo, no sabes cuánto te cuesta. De hecho, la prevención dental en España todavía es una asignatura pendiente por los elevados costes que te supone.

Beneficios de tu seguro dental 

El principal beneficio de tu póliza dental son las coberturas que pueden incluirse: consultas, pruebas, diagnósticos… Después, están las ventajas asociadas a los descuentos que te ofrecen en función del tratamiento que necesitas para tus dientes.

Incluso algunos seguros dentales te permiten escoger al dentista de tu ciudad según la proximidad de la consulta a tu domicilio.
Sin embargo, en los últimos tiempos, algunas aseguradoras están apostando por abrir sus propias clínicas para atenderte personalmente.

En cuanto a los pagos, lo lógico es que pagues la póliza una vez al año, aunque también es posible utilizar modalidades fraccionadas
con pagos trimestrales o semestrales.

Prestaciones para niños

La mayoría de las Comunidades Autónomas españolas han implementado programas de prevención para los más pequeños introduciéndolos en la higiene bucal en los colegios. Los seguros dentales también ofrecen prestaciones diferentes para cada edad. En el caso de los menores (normalmente hasta los 14 años), se suelen aplicar tratamientos gratuitos como: revisiones del año, limpiezas bucales, empastes, extracciones o estudios de ortodoncia.

Y, ¡muy importante!, tienes a tu disposición un teléfono de urgencias para consultar a tu dentista.

,

¿Ahorra cambiar de seguro cada año?

¿Ahorra cambiar de seguro cada año?

La crisis y los comparadores han favorecido un nuevo cliente de seguros, el ‘cazagangas’, dispuesto a cambiar

de póliza cada año. Sin embargo, los mayores ahorros se obtienen a plazos más largos, de unos cuatro años.

Pinche en la imagen para leer más.

,

“Carpe Diem” ¿Miedo a morir o miedo a vivir?

IBROK 2010_MVPQL_Abril 14

“Vive cada día al máximo, ya que podría ser el último, y no te asustes por los fracasos. Haz lo que amas y ama lo que
haces. La vida es demasiado corta para dejarse atrapar por el miedo”.

Es el discurso de Steve Jobs en Stanford (graduación 2005), uno de los mensajes de motivación más aleccionadores de
nuestro tiempo. Te invita a escribir el camino de tu vida y a vivir con pasión, a vibrar por lo que te sucede, a compartir y a
disfrutar del presente… Sí, sí… del presente. Es el único tiempo verbal que existe: el pasado se fue y el futuro no sabemos
cómo será.

Decimos que “más vale malo conocido que bueno por conocer”. Tenemos miedo a la incertidumbre, a qué pasará mañana…

¿Sabías que la correcta gestión de las finanzas te aporta felicidad? Según el psicólogo Ryan Howell (Universidad de San
Francisco), “los individuos con mayor capacidad de ahorro tienden a sentirse más seguros y, por tanto, están más satisfechos con sus vidas que las personas despilfarradoras”.

De alguna forma planificamos…, y también debemos organizar qué ocurre en el momento en el que faltamos en el hogar. Morir cuesta dinero, pero los papeleos y la burocracia que conlleva, todavía son más desagradables. Los seguros de decesos no resucitan, pero alivian los problemas de la gestión y tramitación de los pagos y papeleo del sepelio a los familiares que se quedan, a través de verdaderos profesionales.

Queremos invitarte a quitar el miedo a vivir. 

Quiere a tu familia, disfruta con los amigos, supera la enfermedad, atrévete a hacer las cosas que siempre has querido…

En España existe una larga tradición de contratar Seguros de Decesos, que nos alivian estos dos problemas: el económico y el burocrático Los seguros de decesos te ayudan a olvidarte de la muerte para que te dediques a la vida. 

,

ANÉCDOTA: Premios Stella e indemnizaciones a “cacos” en USA

Imagen

Stella Liebeck, de 79 años, fue en 1992 a McDonalds y sufrió un accidente: se le cayó encima una taza de café que le produjo
quemaduras. Acudió a los tribunales y fue indemnizada con 2,9 millones de dólares.

La resolución da nombre a los Premios Stella que destacan las sentencias más ridículas dictadas en Estados Unidos.

El juez de Los Ángeles, Carl Truman, sufrió daños en una mano cuando su vecino la pisó con la rueda del coche. El juez Truman estaba robándole el tapacubos, lo cual no impidió que fuera indemnizado con 74.000 dólares.

Otro ladrón, Terrence Dickson entró a saquear una casa de Pensilvania. Se quedó encerrado dentro y permaneció 8 días en el
garaje bebiendo Pepsi y alimentándose con comida para perros. Al salir, denunció al propietario de la casa quien le indemnizó con medio millón de dólares.

Un buen seguro de Responsabilidad Civil puede cubrir las indemnizaciones derivadas de las reclamaciones interpuestas
por terceros. Esperando que no se traten de estas “disparatadas” situaciones, y con un buen asesoramiento, podremos ver qué
coberturas te protegerán frente a cualquier tipo de contingencia.

,

Todo lo que quisiste saber sobre el seguro y nunca te atreviste a preguntar

Imagen

Si eres propietario de una vivienda, necesitas un seguro de Hogar para protegerte de posibles siniestros. Es posible que encuentres términos difíciles de interpretar. Te los aclaro…

Como propietario que contrata un seguro, con una Entidad Aseguradora, te conviertes en tomador del contrato, a la vez que  asegurado y beneficiario de las posibles indemnizaciones, y éstas son los pagos que realizará la entidad como consecuencia de los daños sufridos en los bienes y personas asegurados.

Para cerrar el acuerdo, firmas una póliza o contrato de seguro que detalla las coberturas (que son los compromisos aceptados por la entidad en virtud de los cuáles se hace cargo de las consecuencias que se deriven de un siniestro); especificando la suma  asegurada (máxima indemnización que percibirías).

A cambio, pagas una prima; o sea, una cantidad acorde al riesgo que asume la aseguradora. Ese pago cubre el continente (las paredes, el tejado, los desagües, instalaciones fijas de electricidad, calefacción, etc…) y el contenido (tus muebles,  lectrodomésticos,
ordenadores, dinero…).

Cuando se produce un siniestro, que es la realización del riesgo, (aquel percance, ajeno a tu voluntad, que está contemplado en el seguro) es cuando nace el derecho a percibir una indemnización; la cuál puede consistir en una cantidad económica o en la  reparación de los bienes sobre los que ha recaído el siniestro. Por ejemplo, un incendio. En estos casos, es muy importante que tengas correctamente determinado el valor de tus bienes para evitar el infraseguro (tus bienes valen más que los capitales asegurados) y el sobreseguro (es asegurar por un valor superior al de los bienes declarados).

Sobre éstos, y otros conceptos, puedes acercarte a nuestras oficinas para que te resolvamos todas las dudas técnicas que puedas tener.

,

¿Mystery Shopping bancario?

Imagen

Decíamos en nuestro número de febrero que “la banca ignora el 95% de las resoluciones de la Comisión Nacional del Mercado de Valores favorables a los consumidores”. En nuestro país todavía se sienten las consecuencias de las participaciones preferentes y otras supuestas prácticas irregulares de comercialización.

Para corregir estos problemas, la presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez, ha pedido al Gobierno español una reforma de la  institución que le permita actuar con más flexibilidad y autonomía. En ese documento, propone la creación del denominado
mystery shopping bancario.

¿Y qué es este mystery shopping? Bien, se trata de unos inspectores de incógnito, que se hacen pasar por clientes, y vigilan cómo comercializan las entidades financieras sus productos. Con la información recibida redactarían un acta para completar las actuales supervisiones especiales.

La propuesta de la CNMV abre una nueva utilidad para esta técnica muy extendida por Europa: vigilar el cumplimiento de las buenas prácticas e, incluso, se podrían controlar los cumplimientos de la Ley de Blanqueo de Capitales, LOPD…